A todos nos cambió la rutina. Empezamos a hacer algunas de las actividades diarias de otra manera. Según varios especialistas, estos cambios forzados producto de la crisis sanitaria global precipitarán una transformación social más duradera.

En un informe, Alberto Pardo, CEO y fundador de Adsmovil, invita a replantearnos cómo será la sociedad del futuro en donde habrá cabida para negocios digitales aún más consolidados y en donde la tecnología apoya de manera contundente no solo las empresas, si no también la educación, el entretenimiento e incluso las relaciones personales. "La digitalización de la sociedad pasó a ser indispensable para que el mundo continúe girando, hoy nos encontramos frente a un nuevo escenario impensado semanas atrás", señala.

Ennumera algunos pilares que están cambiando y continuarán haciéndolo de la mano de la tecnología y que nos llevarán a una sociedad digitalizada:

  • Home Office: no sólo requiere adopción de tecnología por parte de las empresas sino repensar la forma de trabajar y evaluar el rol de los líderes dentro de los equipos de trabajo para planear cómo será el trabajo del futuro. No se trata solamente de poner a las personas a trabajar desde sus casas, sino de desarrollar un nuevo escenario laboral donde el control no pasa por tener 8hs una persona sentada en un lugar de trabajo.
  • Educación a distancia: este es un gran desafío tanto para los niños y adolescentes como para los padres: cómo aprender en entornos digitales y de qué forma relacionarse con los pares. Hoy la formación superior, posgrados y maestrías se dictan en modalidad online (muchas no en su 100%). Pero la educación de niveles primarios no es así. Ese será un camino nuevo por explorar.
  • Infraestructura de Internet: a nivel país es importante que el gobierno use este escenario a modo de prueba para testear cómo está Argentina conectada: explorar la red de Internet en cada municipio y cada ciudad. Se debe trabajar en una oferta que pueda dar sustento a una nueva demanda.
  • Negocios digitales: el canal online no será una opción más, sino la migración obligada del consumo en la sociedad. El eCommerce ha evolucionado y madurado año tras año gracias a la tecnología y la confianza que han adquirido los consumidores con la optimización de los procesos en la cadena de valor de la industria. Los negocios por Internet y de última milla se potenciarán a través de esta nueva forma de consumo.
  • eBanking: la banca digital no será el mero uso del canal virtual para la realización de consulta de saldos y pagos online; sino que es la oportunidad de profundizar procesos complejos y otorgar más servicios en línea que faciliten el día a día de las personas desde la apertura de cuentas, solicitud de créditos, hasta transferencias Internacionales, todo a través del canal online.
  • Pagos en línea: billeteras virtuales y servicios de contactless payment serán los más demandados para evitar el contagio como sucede en este momento, pero sin duda serán hábitos que se instalarán en la sociedad.
  • Consumo de medios: Internet se consagra como el canal preferido para acceder a las noticias, así como el consumo de televisión on demand y de video seguirán en aumento. Las marcas van a volcar su atención cada vez más a estos canales y con ellas se incrementará aún más la inversión en publicidad digital.