El laboratorio Richmond producirá la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en Argentina. Se construirá una planta en Pilar para que en un año esté listo el desarrollo del fármaco.

Richmond firmó un memorándum de entendimiento con la Sociedad Gestora del Fondo de Inversión Directa de Rusia, para desarrollar la fórmula anti Covid-19 en el país, según informó la empresa en un comunicado. También participará Hetero Labs Limited, un laboratorio de India con el que la empresa mantiene una alianza estratégica desde hace más de 25 años.

El presidente Alberto Fernández recorrió las instalaciones del laboratorio a principios de mes y en esa visita el titular del instituto, Marcelo Figueiras, anunció inversiones por 80 millones de dólares durante los próximos cinco años.

En ese encuentro Figueiras también destacó  que con las medidas dispuestas por el Gobierno nacional durante la pandemia de coronavirus “se evitó una tragedia mayor”.

La firma cuenta con 85 años de historia en la Argentina; se encuentra en un proceso de expansión a nivel regional, y busca continuar con sus inversiones en el país para crear empleo calificado y capacidad científica local.


La Argentina viene recibiendo partidas de la vacuna de origen ruso Sputnik V, que fue producida por el Instituto Gamaleya, tras un acuerdo entre ambos gobiernos.

A inicios de febrero, Kirill Dmitriev, director general del RDIF, había afirmado en una rueda de prensa virtual que "la Argentina puede producir la vacuna Sputnik V". En ese marco, también había señalado que iban a "prever la producción" en el país al incluir "contratos con algunos productores".

Vacuna rusa: ¿Es efectiva?

 

Los ensayos clínicos de la vacuna rusa Sputnik V demostraron que con las dos dosis aplicadas, la protección contra el coronavirus alcanza el 96,2%. 

Ramil Jabríev, director científico del Instituto Nacional de Investigación de Salud Pública Semáshko y miembro del comité independiente de monitoreo de datos de estudios clínicos de vacunas, explicó que el porcentaje de la efectividad se calcula como una relación entre la eficacia del medicamento en el grupo de vacunados y en los que tomaron el placebo. De esta manera, con una primera dosis la vacuna es efectiva en un 69,3%, y luego aumenta a 96,2% con la segunda aplicación.

Cómo actúa la vacuna Sputnik V

 

Elaborada sin elementos del coronavirus en su composición, la vacuna de origen ruso se presenta en forma de solución congelada, que se descongela y se administra por vía intramuscular.

Tiene dos componentes: I y II. El componente I incluye un vector adenoviral recombinante basado en el serotipo 26 del adenovirus humano que lleva el gen de la proteína del virus S del SARS-CoV-2; mientras que el componente II incluye un vector basado en el serotipo 5 del adenovirus humano que lleva el gen de la proteína S del virus del SARS-CoV-2.