El crecimiento de casos de coronavirus (Covid-19)  dejó a Tandil al borde del colapso sanitario, con tan solo cinco camas disponibles para atender a pacientes de la pandemia y más de 600 personas internadas. En el último parte sanitario el municipio informó 31 nuevos contagios, un número importante ya que los domingos no se hacen testeos. Según el informe municipal, al día de hoy hay 620 casos activos, de los cuales 36 pertenecen a María Ignacia, Estación Vela, y 4 a Gardey.

El Sistema Integrado de Salud Pública del municipio había advertido la semana pasada sobre la situación crítica, a lo que se suma el agotamiento del personal de salud, que comienza a atender una segunda ola de contagios.

Desde el inicio de la pandemia hubo 128 muertes, mientras que los casos ascienden a 8.404, de los cuales se recuperaron 7.656. Asimismo, en la provincia de Buenos Aires, según datos del  Ministerio de Salud, se registra un total de 751.458 infectados por coronavirus y 23.342 muertos, mientras que en todo el país se contabilizan 1.799.243 casos positivos, 1.583.465 pacientes recuperados y 45.407 muertos.

Las camas que quedan disponibles en la municipalidad de Tandil

Según detalló El Eco de Tandil quedan cinco camas disponibles: una en terapia y otra en unidad coronaria de la Nueva Clínica Chacabuco; una en el área de cuidados respiratorios intermedios del Hospital Municipal "Ramón Santamarina" y dos en el de Niños "Dr. Debilio Blanco Villegas" equipadas para adultos. En todo el distrito hay 35 camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI), 23 de las cuales están ocupadas por pacientes con coronavirus.

A pesar de la gravedad de la situación, producto del crecimiento de los positivos, hay un dato que lleva una relativa tranquilidad a las autoridades: cinco es la misma cantidad de camas que tuvo el distrito en noviembre del año pasado, cuando se registró el pico de 140 contagios diarios. En ese momento, el sistema dual (público y privado) pudo contener la demanda. 

"Si bien es difícil hacer pronósticos, aspiramos que esto sea un rebrote que tienda a descender", confirmaron a Página 12.

Según reportaron desde Tandil, la suba en los casos es la misma que la que se reporta en el Área Metropolitana de Buenos Aires ( AMBA). De acuerdo con el Comité de Seguimiento Sanitario, las fiestas de fin de año y las vacaciones de verano aumentaron la circulación del virus en la ciudad.

El semáforo del intendente de Tandil contra el sistema de fases

El intendente de Tandil dispuso meses atrás una "separación" del sistema de medición de coronavirus dispuesto por la administración de Axel Kicillof. Según reportó la administración, el modelo propio, que consiste en un semáforo, "tiene en cuenta las características y particularidades" de esa ciudad. Asimismo, sostuvieron que la decisión fue "consensuada con los principales actores de los sectores representativos de la comunidad, que han adherido de manera formal con su firma y compromiso a la propuesta".

Miguel Ángel Lunghi, jefe comunal, precisó que el sistema propio de administración del aislamiento contempla "criterios objetivos" en relación a "estadísticas semanales que tomen en cuenta diversos factores de la situación sanitaria y del sistema de salud local".

Bianco criticó duramente a Lunghi por la decisión

La medida fue fuertmente criticada por el gobierno bonaerense. "Parecería la república separatista de Tandil", aseguró el jefe de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco. El funcionario llamó al jefe comunal de  Juntos por el Cambio "a reflexionar" y dar marcha atrás con la medida", en medio del crecimiento exponencial de casos de Covid-19 en el país y le advirtió que de avanzar en su decisión "va a estar desobedeciendo decretos nacionales y provinciales".

La decisión fue cuestionada también por el ministro de Salud provincial, Daniel Gollan. "Si se llegan a saturar las camas, la provincia va a seguir ayudando a Tandil. Nos interesa la población y la salud. Si por esta decisión separatista y poco solidaria se llegan a quedar sin camas, la provincia va a estar para que a ningún tandilense le falte atención", aseguró.

En la misma sintonía se pronunció la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, quien calificó de "inconsulta y absolutamente irresponsable" la resolución del intendente.

Quién es el intendente de Tandil

Miguel Ángel Lunghi tiene 76 años y está a cargo del municipio desde 2003, cuando ganó las elecciones al justicialista Mario Bracciale. Había debutado en la función pública como director de Salud, durante la gestión de Américo Reynoso, en el primer gobierno municipal con el regreso de la democracia. Y cuatro años después, en 1987, lo eligieron concejal.

Lunghi es médico

Según cuenta La Nación, la medicina es su vida y la salud uno de los pilares de su administración. En 2008 inauguró el Hospital de Niños "Debilio Blanco Villegas", el segundo establecimiento sanitario público de Tandil. Tres años después sumó el Centro de Salud Mental.

Este año, con el inicio de la pandemia, fue estricto en los controles. Tandil fue de los primeros que instrumentó un listado de distritos de riesgo, con lo que se limitaba el paso a quienes llegaban desde de localidades con circulación notoria de coronavirus.