El vínculo con el dinero, el estrés por no contar con plata o por tener que decidir gastos con recursos limitados derivó en el desarrollo de una especialidad terapéutica que según señalan medios internacionales, aunque es relativamente nueva está en expansión en el mundo. 

Las decisiones de dinero están profundamente conectadas con las emociones. La investigación lo confirma; En 2000, Daniel Kahneman recibió el Premio Nobel de Economía por su trabajo en la aplicación de conocimientos psicológicos a la teoría económica, especialmente en las áreas de juicio y toma de decisiones en situaciones de incertidumbre. Su trabajo fue la confirmación de que las decisiones económicas son emocionales. Así lo señala un artículo de la BBC que destaca "el auge de la terapia financiera". 

Menciona además una encuesta de 2019 de la plataforma de experiencia de los empleados Perk Box, el dinero es la mayor causa de estrés en el Reino Unido , y el 61% de las 1.139 personas encuestadas afirmaron que el dinero les causaba más estrés que su trabajo (51%) y su familia (24 %). Si se hiciera esa encuesta en Argentina el resultado tal vez sería aún mayor. Los aspirantes a terapia no faltarían, el dinero para afrontarla tal vez sí.

Según describe la Asociación de Terapia Financiera (FTA), la especialidad implica trabajar con las creencias, los comportamientos y la dinámica de las relaciones de las personas cuando se trata de dinero, en un espacio seguro y sin prejuicios. La forma en la que vivimos en el mundo está fundamentalmente vinculada al dinero. Señalan que es un nicho relativamente nuevo y que, por ejemplo, podría ser asistencia para las personas que no pueden controlar su dinero en efectivo, o ayuda para parejas que regularmente pelean por dinero.

En ese sentido, una nota en el diario La Tercera menciona el concepto de "infidelidad financiera".  En 2018, se llevó a cabo un estudio en el que participaron 414 residentes estadounidenses, que develó que el 53% de los participantes han ocultado alguna vez información financiera de sus parejas, pero solo un 27% lo calificó como infidelidad. Son situaciones cotidianas -como decir que algo costó menos de lo que realmente pagamos-, que ponen de manifiesto una serie de dificultades de comunicación y honestidad, claves en cualquier relación de pareja.

Brendan Burchell, profesor de ciencias sociales en la Universidad de Cambridge, que investiga el estrés relacionado con el dinero, citado por la BBC señala que "la fobia financiera es un fenómeno muy real" . Aunque no hay una gran cantidad de investigaciones sobre el fenómeno específicamente, sabemos que puede manifestarse de manera diferente en diferentes personas; por ejemplo, algunos pueden evitar involucrarse con problemas relacionados con el dinero, mientras que otros pueden gastar en exceso como respuesta a la ansiedad.

Independientemente del comportamiento, los factores estresantes emocionales relacionados con el dinero pueden ser un problema importante. "Realmente parece parecerse a una fobia, en muchos sentidos", dice Burchell, en el sentido de que tenemos una respuesta profundamente emocional al dinero. Indica que es una especialidad prometedora y que la terapia cognitivo-conductual, que se enfoca en hacer cambios al examinar los problemas subyacentes, es uno de los métodos que usan los terapeutas financieros para ayudar a los clientes. Lindsay Bryan-Podvin, una terapeuta financiera licenciada y trabajadora social de Michigan, EE. UU., entrevistada por el medio británico indica que aborda los problemas de dinero de sus clientes con " trabajo basado en valores",  examinar lo que es importante para el individuo y reestructura decisiones basadas en esos valores.