Un informe de Spaceweather.com afirmó que la Tierra se verá afectada por una tormenta solar, es decir que una corriente proveniente de vientos solares con cargas altamente fuerte golpeará a la Tierra y se verán afectados varios servicios. 

En el sitio oficial de la web de clima, se lee el texto que dice "una corriente de viento solar de alta velocidad que se suponía llegaría el 11 de julio tiene casi 3 días de retraso. La corriente fluye desde un agujero en la atmósfera del sol tan amplio que parece poco probable que se pierda. La última oportunidad de contacto es el 14 de julio".

Tormenta solar

La tormenta solar que golpeará la Tierra podría llegar a interrumpir las operaciones de los satélites y provocar cortes de energía. Los expertos indicaron que los vientos solares son corrientes de pasrtículas cargadas o plasma que brota del Sol y salen al espacio, lo que es probable que desencadenen una fuerte tormenta solar menor en la magnetosfera de la Tierra. 

La magnetosfera es una región de espacio dominada por el campo magnético de la Tierra, que podría llegar a afectar negativamente a los teléfonos móviles (celulares), admeás de las señales de GPS en todo el mundo, advirtieron los meteorólogos espaciales. 

En una publicación anterior de Spaceweather, se adviritió  que "se espera que una corriente de viento solar a alta velocidad golpee el campo magnético de la Tierra. Fluyendo desde un agujero ecuatorial en la atmósfera del Sol, las velocidades del viento podrían superar los 500 km / s. Geomagnético completo las tormentas son poco probables, pero los disturbios geomagnéticos menores podrían provocar auroras en latitudes altas ".

Tormenta solar hoy

La corriente de "alta velocidad" es el resultado de un agujero en la atmósfera del Sol y está arrojando una corriente de viento solar en la dirección de la Tierra. Mientras, la NASA estima que estos vientos superan, en promedio, velocidades de alrededor de un millón de millas por hora, pero pueden ir más rápido.

Por otra parte, se conoce que las tormentas solares emiten radiaciones, cuya exposición es dañina para los seres humanos y puede causar daños en los órganos, enfermedad por radiación y cáncer.

A pesar de estas características. la mayoría de los expertos afirman que no existe un riesgo significativo para los humanos en el suelo debido a una erupción solar. Esto se debe a que la atmósfera terrestre actúa como un escudo protector para los seres vivos, absorbiendo la mayor parte de la radiación.