Trabajadores despedidos por la empresa fabricante de pinturas Alba pedirán mañana su reincorporación en la puerta de la planta ubicada en la localidad bonaerense de Garín, en el partido de Escobar. Por su parte, los operarios afectados por las cesantías convocaron a un acto para el miércoles a las 13 en el ingreso de la planta ubicada en el kilómetro 37,5 de la Autopista Panamericana, en Garín.

"Estamos convocando a todas las Comisiones Internas, sindicatos y delegados a participar del evento, a traer su solidaridad, hacer uso del micrófono y a establecer los vínculos para futuras acciones comunes", dijeron los trabajadores en un comunicado.

Según denunciaron los más de 30 despedidos, "en Alba no hay situación de crisis" dado que la compañía ha logrado alcanzar "grandes ganancias en los últimos ejercicios", por lo que los 30 despidos "forman parte de un plan de ajuste" de la firma.

A lo que los trabajadores reaccionaron y espresaron que "ese plan de ajuste había comenzado con aumento infernal de los ritmos de producción en algunos sectores, pero que incluye inminentes tercerizaciones, violaciones del Convenio Colectivo y flexibilidad laboral".

La empresa en cuestión es la multinacional Akzonobel, que en la Argentina opera con la marca Alba.

Al despedir a los operarios, la empresa argumentó un "bajo nivel de producción que implica desenvolverse en un mercado local deprimido" por la crisis económica.

La compañía holandesa Akzonobel está entre las 500 empresas que más facturan a nivel global y en la Argentina fabrica pinturas para Alba en un establecimiento en Escobar.