“Complicadas, tratando de contenernos como podemos y apelando a la ayuda de la gente”, sumidas en “una crisis que recrudeció”. Así es como las trabajadoras sexuales de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar) describen su situación desde que comenzó la pandemia, agravada para ellas porque a la cuarentena deben sumar la precarización y el rechazo al contacto físico. Con dificultades para sumarse a la transformación digital que impone el coronavirus, advierten que las modalidades que ofrece el sexo virtual no son para todas y que se renuevan las formas de las coimas sobre aquellas que necesitan trabajar para comer.

“En estos momentos de cuarentena y de pandemia la incertidumbre y la imposibilidad de salir a trabajar llegan como un golpe fuertísimo a cualquiera que esté inserto en la economía popular”, asevera Sofía Tramazaygues, secretaria de Juventud de Ammar, en un video que subió a YouTube la semana pasada.

En diálogo con BAE Negocios, Sofía admite que la situación no les permite a las prostitutas pensar más que en el corto plazo y que le cuesta proyectar cómo seguirá el panorama en los próximos meses.

Lo que hizo esta pandemia es dejar expuesta la vulneración a la que estamos sujetas las trabajadoras sexuales en el ámbito laboral, institucional y habitacional”, describe a su vez Valentina Pereyra, referente de Ammar La Plata. Y agrega que el 90% de las prostitutas vive en el día a día.

En este marco, Ammar comenzó desde el inicio de la cuarentena una serie de jornadas de ollas populares y limpieza de hoteles residenciales para ayudar a su colectivo. Además de las donaciones de alimentos, el sindicato también lanzó una campaña de aportes monetarios por depósito bancario o transferencia.

Ammar se encargó también de organizar la inscripción al Ingreso Familiar de Emergencia de muchas trabajadoras sexuales, ya que están habilitadas a recibirlo como trabajadoras informales. Aunque lo consideran solo un “pequeño alivio”, admiten que la mayoría de las que lo pidió pudo cobrarlo y que esa ayuda sirve.

Contacto físico y reinvención

A las condiciones históricas de precarización, las trabajadoras sexuales deben sumar la preocupación extra del rechazo al contacto físico que generó el coronavirus. “No tengo idea de qué va a pasar después, si la gente seguirá teniendo resquemor del encuentro o si va a pasar. Todo dependerá de cómo se solucione esto”, reconoce Sofía Tramazaygues.

Pereyra, en tanto, admite que “los cuidados extremados vinieron un poco para quedarse, no es que se levanta la cuarentena y todos los clientes van a venir”. “Nos va a repercutir más allá de que podamos ejercer el trabajo sexual nuevamente”, agrega.

En ese sentido, cree que esta es una buena oportunidad para que el Estado trabaje con el sector en nuevas políticas públicas: “Hay que ver cómo nos reinventamos, qué soluciones se pueden llegar a tener post pandemia, así como para con todos los trabajadores y trabajadoras de la economía informal”.

El sexo virtual, una posibilidad limitada

Otra alternativa es el sexo virtual, a través de modalidades como el sexting, las videollamadas o la venta de fotos eróticas. Sin embargo, advierten que esta chance no es para todas.

“Hay un cierto sector que queda por fuera porque no todas tienen teléfono o acceso a internet y no todas saben manejarse del mismo modo con las tecnologías y las redes sociales, sobre todo trabajadoras sexuales mayores”, señala Valentina.

Tramazaygues agrega que muchas de las ofertas laborales vía web se dan a través de plataformas de otros países y que por eso las exclusiones en el mundo virtual también llegan a ciertos tipos de cuerpos: “Por ejemplo, yo mandé a uno de estos sitios una foto con pelo corto y no me aceptaron y después mandé la misma foto con una peluca y me aceptaron. Ese es un ejemplo banal. Pero además hay una hegemonía de un cierto tipo de corporalidad femenina que muchas veces excluye a las trans". "Tenés que adaptarte al criterio de esa gente que andá a saber quién es y en qué país está”, explica.

La cuarentena y las nuevas coimas

Pereyra relata que, al no tener ningún ingreso, muchas de sus compañeras se ven obligadas a salir a la calle incumpliendo la cuarentena y sufriendo un incremento de la violencia policial. “No es mi caso, pero hay trabajadoras sexuales que no entienden algunas cuestiones en relación a normativas nacionales. Tratamos de explicarles que son decisiones de Nación, porque ellas van a quejarse a los municipios”, cuenta.

De todos modos, la dirigente de Ammar explica que muchas de las detenciones son injustificadas, ya que es común que las prostitutas vivan en la misma zona en donde trabajan y la policía las aprese cuando en verdad se dirigen al supermercado o la farmacia. “Ha sido por ser trans o travestis que viven en zona de trabajo sexual”, sentencia la referente.

En algunas zonas de La Plata, el aislamiento hizo que la violencia policial adquiriera nuevas formas. Algunas trabajadoras sexuales que suelen trabajar puertas adentro recibieron llamados o mensajes de Whatsapp de personas que están cerca de su domicilio y quieren saber si están disponibles en ese momento. Cuando ante la crisis y la necesidad acceden, descubren que el supuesto cliente era en verdad un policía que quiere una coima para no armar una causa por incumplimiento de la cuarentena.

“Se reinventa no solo el trabajo sexual sino hasta las coimas y los abusos por parte de las comisarías”, sintetiza Valentina.

Más notas de

Javier Slucki

Prevén una inflación de casi el 40% en 2020 si hay reactivación

El desplome de la demanda recortó por la mitad la inflación que estaba prevista en el segundo trimestre

Los guías de turismo, entre los pedidos de ayuda y la incertidumbre

Los guías de turismo, entre los pedidos de ayuda y la incertidumbre

Desarrollo Social dio marcha atrás con el registro "trabajadores sexuales"

El abolicionismo festejó la marcha atrás y Ammar pidió que se restablezca el formulario original

La economía en cuarentena: los economistas advierten que la crisis se extiende por la crisis de demanda

La economía en cuarentena: del aislamiento a la crisis de demanda

La vuelta a clases traerá polémica: gremios piden más maestros para el modelo virtual-presencial

Las clases presenciales se hallan suspendidas en todo el país desde el 16 de marzo

La pérdida de empleos es significativa y esperan que se agudice aún más

La pérdida de empleos es significativa y esperan que se agudice aún más

La CTA Autónoma recordó el escenario previo a la pandemia, corrosión salarial y flexibilización

Vaca Muerta modificó acuerdos

Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 24 de mayo

El Presidente estuvo acompañado por Axel Kicillof, Horacio Rodríguez Larreta y los epidemiólogos Pedro Cahn y Mirta Roses

Trabajo sexual en cuarentena: crisis para muchas, sexting para pocas

El pago del alquiler de los hoteles residenciales se volvió un problema para las trabajadoras sexuales durante la cuarentena (foto: Ammar)

El pico de la crisis laboral todavía no llegó, consenso básico entre empresarios y sindicatos

Gastronómicos, uno de los sectores que acordó reducir salarios