Con la habilitación de más actividades en una nueva extensión de la cuarentena, el Gobierno decidió que desde hoy el transporte público vuelva a funcionar con su frecuencia y horarios normales para evitar aglomeraciones, aunque mantiene las restricciones respecto a la cantidad de pasajeros que pueden viajar.

Sin embargo, durante la mañana se registran demoras en los accesos de la Ciudad de Buenos Aires, con un aumento en el caudal de gente que utiliza el tren, subte y colectivo en las zonas de Retiro, Once y Constitución.

Las demoras de al menos 15 a 20 minutos se deben en su mayoría a que a partir de este lunes se intensificaron los controles vehiculares para verificar que los conductores tengan los permisos necesarios para poder circular, según informaron fuentes de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas porteña.

"Hay demoras de unos 15 o 20 minutos en todos los accesos debido a que se intensificaron los controles para corroborar que quienes ingresan estén contemplados en las medidas de flexibilización del aislamiento, que esta semana incluyen nuevos permisos", señaló una fuente de la Secretaría a la agencia de noticias Télam.

Esta mañana, los controles de acceso se registraban en el peaje Dock Sud (kilometro 4 de la Autopista Buenos Aires-La Plata) para ingresar a la Capital, donde la fila de autos llegaba hasta los 4 kilómetros de extensión.

Según informaron desde Aubasa, a cargo de la autopista La Plata, las demoras se registran a partir del kilómetro 8.

Los controles también siguen en el kilómetro 7 destino a La Plata y en el kilómetro 30, a la altura del peaje Hudson en ambos sentidos, y en el kilómetro 32 del ramal Gutiérrez mano a Autovía 2, donde se presentan leves demoras.

La Panamericana, acceso Oeste y las autopista Riccheri, Perito Moreno, Dellepiane y 25 de Mayo también tuvieron importantes demoras en los controles esta mañana.

En el Puente de la Noria se hizo notar la congestión en el control vehicular, con largas filas de autos para ingresar a General Paz desde el sur del conurbano bonaerense.

A partir de hoy, los servicios de transporte público automotor y ferroviario están habilitados para cumplir "con sus frecuencias y programaciones normales y habituales del día de la semana de que se trate", por una incorporación a la Resolución N° 71 del 20 de marzo de 2020.

Aún así, esto se podrá realizar bajo la recomendación de mantener el distanciamiento social, y los servicios "sólo podrán circular con una cantidad de pasajeros que no supere la capacidad de asientos disponibles".

Además, sigue vigente la suspensión total de los servicios de transporte automotor y ferroviario de pasajeros interurbano e internacionales; así como la suspensión total de los servicios de transporte aéreo de cabotaje comercial y de aviación general.