Tras dos semanas de conflicto, el fallo judicial ordenó restituir el campo de la familia Etchevehere, y la policía entrerriana ingresó al establecimiento para llevar a cabo el desalojo. Por su parte, Dolores Etchevehere había anunciado que se quedaría en el campo ya que no estaba dispuesta a "ser humillada nuevamente" pero finalmente fue detenida por la policía local. En tanto, los militantes que la acompañaban no fueron detenidos.

 

"Nosotros vamos a acatar hoy mismo el fallo de la jueza. Nos retiramos de Casa Nueva a las 19hs. Nos retiramos tristes, pero con la dignidad de estar dando una lucha noble, digna, justa. Le pedimos al gobierno provincial que garantice la seguridad de las personas que se retirarán y permitan que realicen las declaraciones de prensa con libertad", había anunciado Juan Grabois en la carta pública emitida esta mañana. 

Por su parte, Dolores Etchevehere había avisado más temprano que no iba a dejar el campo y que no estaba dispuesta a ser humillada nuevamente. 

Aproximadamente 50 hombres bajaron de las camionetas y se dispusieron en orden para entrar al lugar. 

La hija de Eleonor Etchevehere se expresó a través de un audio: “Una vez más la Justicia de Entre Ríos falló a favor de los poderosos, a favor de los corruptos. Esto es un ejemplo de lo que yo viví estos 11 años de calvario". Siempre, cada vez que yo trato de ejercer mis derechos hereditarios, mis derechos naturales, siempre la Justicia de Entre Ríos favorece a los corruptos y acepta sus órdenes”.

"Me van a tener que sacar muerta" había dicho Dolores Etchevehere

Por su parte, el sindicalista Juan Grabois dijo que la "comprenden" y que no "la van a abandonar". Ademas anuncio que " un grupo de mujeres para resguardar sus derechos humanos ante cualquier acción policial o parapolicial que se lleve adelante y así garantizar que las garantías constitucionales de Dolores se respeten".

Tras dejar el predio, Dolores Etchevehere quedó detenida por resistencia a la autoridad.

La carta de Juan Grabois

 

En una carta en redes, el dirigente social habló de “continuar la batalla en tribunales” y clasificó como una “derrota” el fallo de la jueza María Carolina Castagno.

El sindicalista acusó a la familia Etchevehere de “operar a todo trapo la maquinaria de ablandar jueces, políticos, incluso sacerdotes y movimientos sociales”. “Dieron una clase magistral de poder, imponiéndose a un estado pusilánime que nunca se le anima a las elites, pero que no duda en reprimir a los pobres”, remarcó

Además, en la carta Juan Grabois le dejó un mensaje al Presidente y a otros funcionarios del gobierno: "Al presidente Fernández, al gobernador Bordet, al gobernador Kicillof, a los poderes institucionales de la democracia, les pedimos que dejen de ceder ante el poder fáctico. Ese mismo poder es el que desestabiliza política y económicamente la Argentina".

Por último, cerró diciendo que han "perdido una batalla" pero que van a "superar esta derrota".