Después de la ola de calor extremo que vivenció el país esta semana, con picos que alcanzaron los 42°C en la región central del país, pronosticaron la posibilidad de nieve y aguanieve para los próximos días en Neuquén, debido a una corriente de aire fresco que ingresará al territorio. 

El meteorólogo Enzo Campetella lo había adelantado el miércoles en sus redes sociales: "Chance de nieve para el lunes 17 de enero a la noche en el norte de la Patagonia. Si, ¡leiste bien!", escribió en un tweet en el que mostró una imagen con las zonas más comprometidas, en algunos puntos de Neuquén y Río Negro. 

El cambio climático tiene la capacidad de profundizar los eventos naturales y hacerlos más severos -y por lo tanto, costosos-: las sequías pueden ser más graves, las inundaciones más recurrentes, los incendios más difíciles de apagar y las temperaturas más extremas. 

A eso se refiere Campetella al indicar que habrá un pase del invierno al verano "sin escala": San Antonio del Oeste, la ciudad rionegrina, reportó picos de 44°C.

Se trata de la presencia de una masa de frío polar que llegará para el domingo, lo que provocará que en la zona de la Cordillera haya temperaturas bajo los 8°C. En combinación con el aire húmedo marítimo, habrá posibilidades de lluvias. 

Cuándo llegaría la nieve

Con ese contexto de lluvias y bajas temperaturas según explica el diario Tiempo Patagónico, algunos sectores de la parte sur y la zona cordillerana "podrán reportar aguanieve o incluso nieve, contrastando fuertemente con la situación de la presente semana". 

Entre la noche del lunes 17 de enero y la madrugada del 18, según el modelo GFS está la probabilidad de que se den las nevadas. Luego de eso, alertan que las temperaturas podrían empezar a subir para el sábado 22 y el domingo 23, con números más acorde al verano. 2 y domingo 23.