Los sectores vinculados al turismo del valle de Traslasierra trabajan para que se permita la habilitación de los hoteles y otros alojamientos para recibir turistas, y también el funcionamiento de los locales gastronómicos en ese valle cordobés luego de  la aparición de casos de coronavirus en la zona sur.

Los dueños de los locales gastronómicos y de los alojamientos de esa región, junto con los secretarios de Turismo de las localidades que integran el corredor turístico, presentaron un protocolo de bioseguridad ante el Centro de Operaciones de Emergencia cordobés a mediados de este mes para solicitar la vuelta a la actividad en julio, en el inicio de la temporada de invierno.

Mina Clavero es la principal ciudad del Corredor Turístico Traslasierra, que está integrado por las localidades de Nono, Cura Brochero, Las Calles, San Lorenzo, Yacanto, Villa Dolores, San Javier y San Carlos Minas.

La aparición de algunos casos focalizados en el sur pone en riesgo la temporada de invierno y complicará aún más a la actividad turística, que tiene un impacto económico muy importante y que ya perdió los feriados largos de mitad del año.

"Mina Clavero está trabajando y pensando con los empresarios del sector en la temporada de verano para que sea una buena temporada. Estamos avanzando en una impotantísima promoción de los centros emisores más importantes de turistas, de los cuales somos receptores. Será una de las campañas más importantes como nunca se hizo en Mina Clavero", sostuvo el secretario de Turismo local, Ariel Panella.