En honor al 129º aniversario del nacimiento de la escritora Alfonsina Storni, se celebró la primera edición del Premio Poesía Storni 2021 destinado a obras inédias. Además de los máximos galardones también otorgaron menciones especiales

Desde el CCK y por Zoom, el ministro de Cultura, Tristán Bauer, destacó que la cantidad de trabajos recibidos confirma el vigor de la poesía y “la maravilla de su significado”.

Premio Poesía Storni 2021: quienes son las ganadoras

El análisis de las más de dos mil obras presentadas fue realizado por los jurados Estela Figueroa, Graciela Cros y Osvaldo Bossi. Los tres evaluadores dieron como ganadoras a Silvia Mellado, Daniela Aguinsky y María Belén Zavallo, quienes recibieron respectivamente 150.000 pesos y 50.000 pesos, según informó el portal Ahora de Mar del Plata.

Silvia Mellado: nació en Zapala, en 1977, y obtuvo el primer premio por su libro Cantos limayos. La autora publicó los libros de poemas Celuloide (2005), Acetato (2009), Moneda nacional (2012) y Pantano seco (2014), y muchos de sus poemas integran antologías nacionales. Es doctora en Letras por la Universidad Nacional de Córdoba, investigadora asistente del Conicet y profesora de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Comahue, en Neuquén.

Ha dictado seminarios de grado y posgrado en esa institución y en la Universidad Friedrich Schiller de Jena, Alemania. Publicó además el libro de ensayos La morada incómoda: estudios sobre poesía mapuche Elicura Chihuailaf y Liliana Ancalao, además de decenas de textos académicos.

En 2019, la Honorable Legislatura de la Provincia de Neuquén publicó el poemario La ficción de la poesía, que fue distribuido gratuitamente en las escuelas secundarias de la provincia.

Según informó el diario La Nación, el jurado valoró en su escritura “la precisión de la lengua que, entregada a las distintas formas del paisaje y ofrece la visión de otro mundo, que es este”.

Para ilustrar este veredicto se compartió, además, un anticipo de la obra ganadora: 

“A la orilla del río
el llanto
se parece a la poesía china:
las palabras se detienen
el ojo se fija
y los sentimientos siguen y siguen”.

Daniela Aguinsky: nació en Buenos Aires en 1993. Recibió el segundo premio por Afecciones familiares. El jurado halló en esta obra una actualización de la poesía de Storni: “La voz de una chica actual que describe, con cierta ironía, las afecciones del amor”.

María Belén Zavallo: nació en Paraná en 1982 y ganó el tercer premio por Lengua montaraz. El jurado indicó que su obra se despega de las retóricas actuales en el abordaje que hace de los rituales de la vida en el campo, entremezclados con secuencias autobiográficas. Este año, la autora entrerriana publicará la novela Las armas.

Menciones de honor

Por su parte, los tres jurados resaltaron la calidad literaria de las obras presentadas. Las cuatro menciones de honor correspondieron a:

  • Bichito de Pekín de Sebastián Martín: fue seleccionado en virtud de “su potencia y hermosura donde el eros desafía las leyes de la lengua y va más allá -o más acá- de todas las convenciones. Se destaca, sin duda, entre los libros presentados”. 
  • Ese canto interior de María Rosa Montes: por tratarse de “un libro digno y bienintencionado que se destaca por sus versos cuidados cercanos al secreto”. 
  • Perros ingleses de Mario Arteca: recibió la mención por “su obra multifacética de meditada y atractiva consistencia, que abunda en personajes y referencias literarias, cinematográficas y musicales que desafían al lector y le proponen un rol activo en el seguimiento de seductoras y llamativas pistas. El resultado es un logrado enfoque de original audacia poética”.
  • Zanja grande de Emilio Jurado Naón: fue reconocido por “su valioso planteo de rescate de un segmento histórico con el foco puesto en la oralidad llevada a un punto de tensión extrema. Significativo también el trabajo en el corte de versos y la disposición gráfica en la página. Una poética singular”.