El Gobierno oficializó este viernes la modificación del artículo 7 del Decreto 260 de Emergencia Sanitaria en el cuál se establece nuevas excepciones para el ingreso al país de personas que hayan transitado por “zonas afectadas” por coronavirus.

A través de la normativa 945 publicada en el Boletín Oficial, se indica que los turistas extranjeros, "salvo excepciones dispuestas por las autoridades sanitaria o migratoria y siempre que den cumplimiento a las condiciones que estas establezcan", deberán brindar información sobre su itinerario.

Además continúan con la obligación de declarar su domicilio en el país y someterse a un examen médico "lo menos invasivo posible" para determinar el potencial riesgo de contagio y las acciones preventivas a adoptar que deberán ser cumplidas, sin excepción.

Por el contrario, se advierte que "no podrán ingresar ni permanecer en el territorio nacional los extranjeros no residentes en el país que no den cumplimiento a la normativa sobre aislamiento obligatorio y a las medidas sanitarias vigentes, salvo las excepciones dispuestas por la autoridad sanitaria o migratoria”.

De esta forma se anula el condicionante de "permanecer aislados durante 14 días",  según la evolución epidemiológica, aunque se mantiene la categorización de “casos sospechosos” en aquellas personas que presenten fiebre y uno o más síntomas respiratorios (tos, dolor de garganta o dificultad respiratoria).