Semanas atrás China fue azotada por una epidemia conocida como “coronavirus” que puso en alerta a toda la sociedad, como así también al gobierno a la hora de tomar medidas para que esto no siga avanzando. 

En la provincia de Jiangsu en China, se encuentra viviendo de hace unos meses atrás, un residente argentino/canadiense, que se comunicó con BAE Negocios y comentó cómo es vivir en un país extranjero que padece una epidemia que está alertando al mundo. 

El residente argentino en el país asiático señaló que “la epidemia coincidió con una de las celebraciones más importantes que son las vacaciones de invierno” y para los chinos es especial porque se reúnen a festejar la llegada de la primavera y tiene varias connotaciones.

En esa fecha la mayoría de los ciudadanos chinos se trasladan a sus hogares, a sus provincias, a sus pueblos y se reúnen con sus familiares, por “lo que hay un desplazamiento increíble de personas a través de todos los canales de vía pública”, enfatizó el argentino. 

“Las medidas del gobierno son increíbles y estamos todos los días recibiendo mensajes al celular por parte de los lugares donde se trabaja y al mismo tiempo por canales del gobierno”, mencionó el argentino. El contenido de los mensajes están orientados a que los ciudadanos sepan cómo prevenir, prever y mantenerse saludable. 

Ahora a la hora de tomar medidas en los edificios donde vive un número importante de personas, los consorcios se pusieron de acuerdo junto al Gobierno en que todos aquellos que habitan en el inmueble deben realizarse una revisión médica para verificar que no se encuentren infectados con el virus. 

“Te toman la temperatura, y una vez realizado esto te otorgan una credencial que tiene el nombre de la persona, el lugar de donde vive, el departamento,y el bloque”, dijo Andreas al explicar los procesos que se deben realizar para poder entrar y salir de la propiedad con una tarjeta con información personal. “Si no se tiene la tarjeta, no se puede salir ni entrar del lugar”, señaló. 

La hora de salir 

Cuando los ciudadanos deciden salir a las calles deben si o si llevar mascarillas para protegerse de un contagio y así proteger a los demás ciudadanos. “Acá siempre que estés resfriado, tengas tos o cualquier otro síntoma fuera de los normal, debes llevar barbijo para proteger a los demás como medida de prevención”, mencionó el argentino.

Ahora bien, según señaló Guibert en aspectos generales las personas se quedan en sus casas o en los lugares que se encontraban cuando fue anunciada la alerta del Gobierno Chino. “Tengo un amigo que se fue con la novia a visitar a su padre a otra provincia y se tuvieron que quedar en el lugar hasta que le otorgaron el permiso para volver a su hogar en Jiangsu”, resaltó respecto a las situación que se está viviendo en China

Además de las medidas de cada ciudadano, meses atrás el Gobierno decidió utilizar el avance de la tecnología para instalar en las calles cámaras que detecta el rostro de los ciudadanos y los identifica por medio de base de datos. La tecnología instalada en todas las calles chinas ayudaron a identificar por donde anduvieron las personas que fueron diagnosticadas con coronavirus. 

Desde el Estado decidieron utilizar las cámaras con las primeras personas que señalaron ser infectadas y publicaron por diversas vías de comunicación por donde estuvieron las personas; para que aquellos que hayan estado en el mismo lugar vayan de inmediato a los hospitales y realizarse un control. 

Medidor de fiebre para el coronavirus

Situación laboral en el país 

“El estado laboral es estático, se encuentra paralizado, pero por suerte son vacaciones de invierno, lo que ayuda a la situación de los estudiantes ya que se encuentran en sus hogares”, recalcó el argentino que desde hace varios meses da clases en la universidad china. 

Varios trabajos están postergando la vuelta a los edificios correspondientes para realizar las tareas, como es así el hecho de las clases en escuelas, como en universidades. En este contexto, el residente dijo: “En la universidad donde trabajo postergaron el inicio de las clases y cambió la organización respecto a los contenidos que se darán en menos tiempo de los normal”. 

“En general la organización es fantástica porque todo se ha tenido en cuenta”, remarcó sorprendido. En consecuencia de que no se puede mantener el calendario escolar por el coronavirus, el gobierno provincial promovió dar clases a través de internet y aplicaciones de teléfono para así no suspender del todo las actividades escolares o universitarias.