Los investigadores dicen que un cachorro de león cavernario que se cree que es el animal de la edad de hielo mejor conservado jamás descubierto se remonta a hace más de 28.000 años.

Un estudio publicado en la revista Quaternary detalla el descubrimiento de dos leones cavernarios momificados en el Ártico siberiano por recolectores locales de colmillos de mamut en 2017 y 2018.

Los leones cavernarios extintos se extendieron ampliamente por todo el este de Siberia en el período Pleistoceno tardío y eran un pariente más grande de los leones africanos que viven hoy.

Los investigadores inicialmente pensaron que los dos cachorros, que se cree que tenían 1 o 2 meses de edad cuando murieron, eran hermanos, ya que fueron descubiertos a solo decenas de metros el uno del otro.

Pero el nuevo estudio encontró que difieren en edad en alrededor de 15.000 años. Un cachorro hembra apodado "Esparta" se remonta a hace unos 28.000 años, mientras que "Boris", un macho tiene más de 43.000 años, según la datación por radiocarbono.

El estudio detalla cómo se conservó Esparta en el permafrost -una amalgama de tierra, rocas y arena que se mantiene junta por el hielo- en condiciones casi perfectas. El pelaje del cachorro está casi intacto, junto con sus dientes, piel, tejidos blandos y órganos.

"Esparta es un animal increíblemente bien conservado y es sorprendente pensar que pertenece a una especie de carnívoro grande que se extinguió hace más de 10.000 años", dijo Love Dalen, profesor de genética evolutiva en el Centro de Paleogenética de Estocolmo y autor del estudio, dijo Changing America.

Boris estaba un poco más dañado, pero aún estaba bien conservado.

Dada la preservación del espécimen, el estudio dice que los dos leones de las cavernas deben haber sido enterrados muy rápidamente y tal vez murieron en un deslizamiento de tierra o cayeron en una grieta en el permafrost.

Los investigadores encontraron que el pelaje de los leones de las cavernas era muy parecido al del cachorro de león africano moderno, pero con una capa interna de pelo largo y grueso que probablemente les ayuda a adaptarse a las duras condiciones de la región.