Casi un millón y medio de niños no reciben ningún tipo de transferencia en dinero por parte del Estado por razones normativas o por problemas en el registro, según un documento del CIPPEC. Se trata del 10 por ciento del total de menores de 18 años, los cuales en su mayoría son de los sectores de menos ingresos.

De los 13 millones de niños, niñas y adolescentes que viven en el país, el 90% recibe alguna transferencia del Estado: asignaciones familiares (39% las nacionales, 27% las contributivas provinciales y 3% pensiones no contributivas), la Asignación Universal por Hijo (29%) o las deducciones del Impuesto a las Ganancias (5%).