El pueblo cordobés de Ticino, en el departamento cordobés General San Martín, se mantuvo con energía eléctrica el último domingo durante el apagón que dejó sin servicio a gran parte del país y países limítrofes, gracias a que produce electricidad en una planta de biomasa a base de cáscara de maní.

Según informó a los medios locales la intendenta Liliana Ruescht, la planta funciona gracias a la cáscara de maní, que actúa como combustible, y que mientras esté disponible esa materia prima puede ser autosustentable.

La localidad, situada 190 kilómtetros al sureste de la capital provincial, tiene poco más de 2.500 habitantes y cuenta con la Central Termoeléctrica Lorenzeti y Ruesch, que genera 5,0 Mega Watts de capacidad a partir de cáscara de maní.

“Tenemos un circuito con el generador de energía por biomasa que permitió tener energía. La generamos nosotros mismos, por la biomasa en base a la cáscara de maní. Mientras tengamos materia prima, somos autosustentables", aclaró Ruescht a la emisora radial Cadena 3.

La jefa comunal agregó: "Esa energía se provee, pero, ante un evento como este, tenemos la posibilidad de aislarnos y brindar el servicio normal a nuestro pueblo. Cuando se cortó la energía llamé por teléfono porque estaba en Catamarca y me comentaron que estaban mirando televisión".

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos