El escritor mexicano Jorge Volpi ganó el Premio Alfaguara de Novela 2018 por "Una novela criminal", un texto alistado en la tradición del non fiction que retoma un episodio que data de hace 11 años, cuando la justicia mexicana detuvo en condiciones irregulares a una pareja bajo la acusación de liderar una banda de secuestradores, un caso que además de provocar un conflicto diplomático aun permanece sin dilucidar.

"Una novela sobre la búsqueda de la verdad que reactiva el debate sobre nuestro sistema de justicia", la definió el autor de "Memorial del engaño" y "En busca de Klingsor", consultado por los disparadores del texto acreedor de los 175 mil dólares y la escultura que integran la dotación del premio.

"En esta historia, el narrador es tan solo el ojo que se pasea sobre los hechos y los ordena. Su mirada es la pregunta, aquí no hay respuestas, solo la perplejidad de lo real", señala el fallo.

En la línea de "A sangre fría", de Truman Capote, se posicionó el propio Volpi-, el escritor decidió retomar el caso Cassez-Vallarta, tal como se conoce a la peripecia de la pareja integrada por un mexicano y una francesa que, el 9 de diciembre de 2007, fue detenida en una casa de las afueras del DF, acusada de liderar la banda Los Zodíaco, en un operativo que culminó, al mismo tiempo, con la liberación de tres personas que presuntamente mantenían secuestradas.