Una de cada 5 personas con discapacidad perdió su empleo por motivos relacionados a la pandemia, según datos de Incluyeme.com, empresa que trabaja para la inclusión sociolaboral en 10 países de América Latina. La encuesta fue realizada en Argentina, Chile, Colombia, México, Paraguay y Perú.

El 22% de las personas sondeadas que se encuentran desempleadas han perdido su trabajo producto del COVID-19. A su vez, las que hoy sí tienen un empleo afirman en un 72% que es probable que su trabajo se vea afectado por las consecuencias de la pandemia.

De las personas con discapacidad que hoy no se encuentran trabajando, el 78% consideran que luego de la pandemia les resultará muy difícil encontrar un empleo. 

Del total de las personas encuestadas, solo el 23% hoy tiene un empleo. Resulta inevitable detenernos a pensar en los motivos de estos números y entender las dificultades que implican no poder generar ingresos. 

Se desprende de esta encuesta que el 84% considera que los gobiernos no están atendiendo correctamente las problemáticas de las personas con discapacidad durante COVID-19. Carolina Pérez Guazzini, Directora Técnica de Incluyeme.com, afirma que "los efectos de la pandemia están generando consecuencias extraordinarias en el mercado laboral y esto, en el caso de las personas con discapacidad, es aún más preocupante. La brecha de acceso al empleo ha sido una deuda histórica con esta población y es necesario generar acciones concretas de protección".

El 62% de las respuestas corresponden a hombres y el 38% restante a Mujeres. El 57,6% son personas con discapacidad motriz, el 25,6% con discapacidades sensoriales, el 7,01% con discapacidades múltiples.