Una nena de 3 años murió ayer sepultada bajo un desprendimiento de piedras que cayeron desde un acantilado sobre una playa de la zona de Camet, en el norte de la ciudad turística de Mar del Plata.

La menor se acercó al acantilado cerca de las 14, cuando ocurrió el desprendimiento, tras lo cual fue rescatada aún con vida por sus padres y guardavidas, quienes la llevaron al Hospital Materno Infantil, donde falleció.

La niña era de La Plata y estaba de vacaciones con sus padres en el balneario "Las Delicias", en la zona de Parque Camet, a unos 7 kilómetros del centro de Mar del Plata.

"Tras el desmoronamiento inmediatamente la sacamos entre los padres y los guardavidas y le realizamos maniobras de reanimación. También intervino personal de policía, bomberos y Defensa Civil", precisó Marcelo González Galdós, uno de los responsables del puesto de guardavidas que funciona en el lugar.

La pequeña llegó en estado crítico en una ambulancia del Same a la sala de urgencias del hospital, pero, pese a las maniobras de reanimación, los médicos no pudieron salvarle la vida, La familia se había ubicado en una zona recortada de la playa donde muchos turistas se acercan a buscar sombra desde el mediodía, pese a que los guardavidas suelen advertir sobre el riesgo de desprendimientos de los barrancos del lugar, erosionados por la acción del mar.

"Estamos constantemente alertando a la gente para que no se ubiquen en esos lugares por estos peligros, pero es difícil porque la gente de todos modos busca la sombra", lamentó Jorge Luis Giordano, otro de los responsables del puesto de guardavidas, encargados de cubrir un frente costero de casi 2.000 metros.

La playa donde ocurrió el accidente se encuentra ubicada a la altura del kilómetro 507 de la ruta 11 que comunica la costa.