Cuatro ultramaratonistas, 220 kilómetros en 48 horas, actividades en distintas ciudades, un equipo de documentalistas que filmará la hazaña, una ONG que trabaja hace años en la temática y un objetivo: visibilizar el Día Mundial para la Prevención del Abuso Infantil que se conmemora cada 19 de noviembre.

“Nos conocimos en mayo en una carrera en Mendoza, nos llevamos muy bien y nos propusimos correr para ayudar a una causa. Hace unos meses vi un video de un grupo colombiano, Morat, que denunciaba la explotación infantil y pensé que esa era una gran causa”, señaló Marcos Capurro, quien junto a Alejandro Cáceres, Damián Perea y Leandro Polidoro unirán San Pedro y la ciudad de Buenos Aires.

Para Marcos, la preocupación por el bienestar de los niños no era algo nuevo ya que que ejerce la docencia en educación física desde hace 27 años: “Sin embargo, me di cuenta de que era un ignorante en el tema de abuso”, asegura.

Tras proponer el tema al grupo de corredores, comenzó la búsqueda de con quién trabajar y allí encontraron en internet los testimonios de Sebastián Cuattromo y Silvia Piceda, referentes de Adultxs por los Derechos de la Infancia.

El acercamiento de Marcos, Alejandro, Damián y Leandro es un ejemplo de lo que nos viene pasando que es que cada día nos contacta más gente y de ámbitos diversos, lo que para nosotros es una alegría enorme ya que nuestro objetivo es llegar a toda la sociedad y salir de los nichos en los que se hablan estos temas”, señaló por su parte Sebastián.