Después de que seis provincias se anticiparan y declararan su utilización, el Gobierno oficializó este sábado la obligatoriedad en la portación de elementos de protección que cubran nariz y boca en los servicios de transporte de pasajeros en todo el país. Comenzará a regir desde el lunes y se mantiene el traslado único de usuarios sentados. 

La Resolución 95/2020 del  Ministerio de Transporte prevé la unificación de criterios preventivos en el marco de la emergencia sanitaria, y dispone la obligatoriedad en servicios públicos automotores y ferroviarios, que se complementarán con las medidas de aislamiento por coronavirus

En la última semana la Ciudad de Buenos Aires se había sumado como uno de los distritos en dónde se regularía su uso de carácter obligatorio a costa de penas por su violación, en tanto que La Provincia, hoy el territorio con mayor casos positivos de covid-19, iba a hacer lo suyo desde el próximo lunes. 

La nueva reglamentación se da en el marco de la etapa de "cuarentena administrada" que dispone la apertura controlada de actividades por regiones, bajo criterios epidemiológicos y con una acentuación en su monitoreo. En tanto se excluyen aquellos territorios que presenten trasmisión local. 

El jueves, después de haber participado en la exposición de la propuesta oficial de canje de deuda, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció la puesta en marcha de "flexibilización de zonas"

"Serán elegidas en base a “un mapa inteligente” que identifica los lugares que no tienen infectados, no cuentan con trasmisión comunitaria o que el promedio de contagios es mayor a 14 días", precisó el funcionario, en tanto que subrayó la detección de zonas "muy abarrotadas", como el conurbano, en donde "la complejidad es distinta a zonas más alejadas".