Los vampiros son unos de los personajes míticos más interesantes y difundidos de la cultura popular. Ocupan gran parte de la literatura y las producciones audiovisuales desde el clásico "Drácula" de Bram Stoker hasta la simpática película animada "Hotel Transylvania", pasando por la mega franquicia de "Crepúsculo" creada por Stephenie Meyer

Más allá de su popularidad, muchos no creen que los vampiros puedan existir. Sin embargo, los restos fósiles de un "verdadero vampiro gigante" fueron encontrados en una madriguera ubicada al sur de Miramar, provincia de Buenos Aires, según informó el Museo de Ciencias Naturales de esa localidad balnearia.

Se trata de la rama mandibular de una especie de murciélago de grandes dimensiones extinto hace más de 100.000 años.

La pieza recuperada en sedimentos del Pleistoceno (era geológica de la que datan los primeros restos humanos), en las inmediaciones del arroyo La Ballenera, en el distrito bonaerense de General Alvarado, fue atribuida a un murciélago de tamaño mayor que los conocidos actualmente.

De acuerdo con lo informado por el museo, el fósil fue encontrado en una madriguera que podría haber pertenecido a un perezoso gigante que vivió durante ese periodo en la región.

Esta especie, identificada como Desmodus draculae, fue hallada por primera vez en Venezuela en 1988, y su nombre científico alude al personaje de Drácula.

El Desmodus draculae "vivió en el Cuaternario de América y tuvo un tamaño 30% mayor que el vampiro común".

El fósil encontrado fue estudiado bajo un microscopio estereoscópico y comparado con los materiales de referencia disponibles en distintas instituciones, lo que permitió al museo recrear el ejemplar.

¿Los vampiros existen?

El museo explicó que los vampiros son mamíferos que solo viven en América, "pertenecientes a la familia de los desmodóntidos", conocidos por alimentarse de sangre de animales y constituyen una variedad de murciélagos que incluye a solo tres especies vivientes: "El vampiro común (Desmodus rotundus), vampiro de alas blancas (Diaemus youngi), y el vampiro de patas peludas (Diphylla ecaudata)".

Por su parte, Mariano Magnussen, investigador del Laboratorio Paleontológico del Museo y de la Fundación de Historia Natural Azara, afirmó: "Son la única familia de murciélagos en el mundo que despierta curiosidad a partir de las leyendas y su espeluznante conde Drácula. Pero en realidad son animales pacíficos que se alimentan de sangre de animales, y a veces de humanos, por unos breves minutos sin generar molestias".