Las autoridades sanitarias de Portugal informaron más de 2.300 casos de coronavirus en 24 horas, un máximo en más de cuatro meses en una nueva ola de infecciones atribuidas a la variante Delta, lo que obligó al Gobierno a reimponer restricciones.

Como en todos los países donde esta nueva variante se instaló con fuerza, en Portugal también se convirtió en la dominante.

Además de los 2.362 nuevos casos, la Dirección General de Salud también informó de cuatro nuevas muertes, una cifra escasa que parece explicarse por la alta tasa de personas vacunadas en el país y consolida la eficacia de las vacunas contra la Covid-19 que circulan en el mundo.

Más del 50% de los portugueses recibieron al menos una dosis de la vacuna y 32% recibió las dos.

El número de casos registrados hoy es el más alto desde el 12 de febrero, cuando se reportaron 2.856 contagios, pero ese día se notificaron 149 muertes.

Sin embargo, unas 504 personas están hospitalizadas, 12 más que el día anterior, y de estos, 102 están internados en unidades de cuidados intensivos.

La nueva cepa delta

La variante Delta es mucho más contagiosa que la variante Alfa, detectada en Kent (que ya era más de un 50% más infecciosa que el coronavirus original), de modo que la incidencia volvió a registrar un franco aumento.

La incidencia de casos por 100.000 habitantes es ahora de 172,8 a nivel nacional y de 176,9 en el continente.

En cuanto al índice de transmisibilidad - o R (t) - a nivel nacional es de 1,14 y de 1,15 en el continente.

Delta 

Este es un incremento en comparación con la última actualización, el lunes, que reportó una incidencia nacional de 158,5 casos de infección por cada 100.000 habitantes y una incidencia en el continente de 161,7 casos.

El R (t) fue 1,13 a nivel nacional y 1,14 en el continente. Portugal se encuentra en la zona roja de la matriz de riesgo, según datos de la Dirección General de Salud actualizados hoy.

Para frenar la propagación, el Gobierno volvió a imponer medidas de control de la infección, como la reducción de los horarios de apertura de bares y restaurantes en las ciudades más afectadas.

Lisboa y el Valle del Tajo registran el 62% de los casos nuevos, de acuerdo a cifras oficiales.

De las cuatro muertes registradas hoy, tres tuvieron lugar en Lisboa y Vale do Tejo y una en la Región Autónoma de Madeira.

Dado que más de la mitad se contagios se detectaron en la región de la capital, también hay restricciones en los viajes entre la región de Lisboa y el resto del país durante los fines de semana.

Ante la suba de contagios, Alemania incluyó Portugal en su lista roja lo que implica que quedan vetados los viajes desde y hacia ese país.

En total, desde marzo de 2020, se registraron 879.557 casos positivos y 17.096 muertes por el coronavirus.