Un estudiante de 18 años fue arrojado de un segundo piso en un hotel de Bariloche, Río Negro, durante su viaje de egresados. Sufrió  politraumatismos en el cuerpo y fracturas luego de que cinco jóvenes de otro colegio lo tiren por la ventana del lugar donde se alojaban.

El chico estuvo solo 24 horas internado en terapia intensiva por protocolo y fue dado de alta ayer. El hecho sucedió en el hotel Pioneros, del complejo Villa Huinid. Allí se hospedaba junto con un grupo de estudiantes de su colegio, el Instituto Santa Catalina, del partido de Moreno, provincia de Buenos Aires.

Luego de sufrir la fuerte caída, el joven declaró y el fiscal Martín Govetto, que inició la investigación, identificó a los cinco presuntos agresores gracias a los registros de las cámaras de seguridad del hotel, que se encuentra a la altura 2.600 de la avenida De Los Pioneros, según informó el diario Río Negro.

Los acusados fueron notificados del inicio de una causa judicial. Dos de ellos son menores de edad y el resto mayores de 18 años, indicaron fuentes de la fiscalía al mencionado diario.

Cómo fue el hecho

El grupo de egresados del Instituto Santa Catalina, de Moreno, y los del colegio María Luisa Clarac, de Gregorio de Laferrere, se hospedaron para su viaje estudiantil en el hotel Pioneros, ambos como parte de los clientes de la empresa Upgrade.

El sábado por la tarde, estudiantes de ambos colegios discutieron y el conflicto escaló hasta que el joven de Moreno fue presuntamente empujado al vacío por una ventana a varios metros de altura, ubicada en un segundo piso del establecimiento hotelero, según trascendió.

Hotel Pioneros, Bariloche

El personal del hotel le dio asistencia al chico de 18 años, que luego fue trasladado a un sanatorio local que presta servicio a la compañía de seguro médico de los viajes de egresados, indicó el diario Río Negro.

La denuncia fue confirmada por la madre del joven herido. Por orden de la fiscalía de turno, intervinieron el médico policial y agentes de Criminalística para realizar pericias en el hotel, con el objetivo de determinar cómo fue el altercado y la caída. El hotel aportó los videos de las cámaras de seguridad internas, con las que se logró identificar a los presuntos responsables.