En 2019 hubo 268 víctimas directas de femicidio y de femicidio vinculado y 5 travesticidios y transfemicidios en Argentina, asesinatos que perjudicaron a 222 niñas y niños que quedaron huérfanos, según el Registro Nacional de Femicidios difundido por la Oficina de la Mujer (OM) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La cifra "revela la violación sistemática a los derechos humanos de las mujeres en nuestro país", aseguró Elena Highton de Nolasco, vicepresidenta de la Corte y responsable de la OM. Se trata del registro que el Poder Ejecutivo toma como oficial.

El estudio identificó 252 víctimas directas de femicidios y 16 de femicidio vinculado, homicidios cometidos contra una o varias personas (niñas, niños, adolescentes, mujeres cis, varones, trans, travesti), a fin de causarle sufrimiento a una mujer.

"Al sumar ambas categorías, la cifra de víctimas letales de la violencia de género en Argentina durante 2019 ascendió a 268", dijo la jueza. El informe detalló que el 73% de las víctimas fueron asesinadas en viviendas.

Estos homicidios dejaron en situación de orfandad a al menos 222 niñas, niños y adolescentes. La tasa de víctimas directas de femicidio cada 100.000 mujeres fue 1,11.