Durante los primeros cuatro meses del 2021 hubo 97 femicidios, de los cuales 5 fueron travesticidios, según datos obtenidos por el observatorio de la organización La Casa del Encuentro.

Un relevamiento del Observatorio de Femicidios "Adriana Marisel Zambrano" de La Casa del Encuentro, titulado "Pandemia de Género", dio cuenta de los asesinatos en contexto de violencia de género cometidos entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2021 en el marco del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO).

A los 97 femicidios y travesticidios se suman otros 7 femicidios vinculados de varones, es decir, que fueron asesinados tratando de intervenir cuando una mujer era víctima de violencia de género, o que el femicida decidió matarlos para castigar a esa mujer.

Cuántos femicidios hubo por provincia

El informe confirmó que en el primer cuatrimestre del año la provincia de Buenos Aires fue la que tuvo mayor cantidad de femicidios, con 29 de estos crímenes, seguido de Córdoba con 10, y luego por la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Santiago del Estero y Santa Fe con 7.

En Tucumán hubo 6 femicidios, 4 en Salta, 3 en Chaco y La Rioja, y 2 en Neuquén, Río Negro, Entre Ríos, Formosa y Jujuy.  Por último, en las provincias de Catamarca, Corrientes, Misiones y San Luis se registró un femicidio en cada una de ellas.

Quiénes son los femicidas

Respecto al vínculo que tenía la víctima con el femicida, 32 eran parejas y 27 exparejas. Además, 10 eran conocidos/vecinos y 7 familiares. En un caso el femicida fue el padre o padrastro, y 20 no tenía vínculo aparente.

De acuerdo al informe de La Casa del Encuentro, 12 víctimas habían realizado una denuncia previa, mientras que la mayoría de los asesinatos fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida, con 35 y 27 casos, respectivamente.

Según los datos de la organización, 10 femicidas tenían dictada una medida cautelar de prevención y otros 10 son agentes o exagentes de fuerza de seguridad. Del total de asesinos, 11 se suicidaron tras cometer los crímenes.

Datos estremecedores

El rango etario en el que hubo mayor cantidad de víctimas fue el de 31 a 50 años, con 40 femicidios, seguido por el de 19 a 30 años con 35, y de 51 a 65 y 66 a 85 años con 6 casos.

En tanto, 25 de las mujeres fueron baleadas, 21 apuñaladas, 17 golpeadas, 8 incineradas, 5 ahorcadas, 4 estranguladas, 3 degolladas y por traumatismos, y 2 fallecieron ahogadas, asfixiadas y atacadas con hachas o machetes, según indicó el Observatorio.

También estableció que 6 víctimas eran migrantes, 5 tenían indicios de abuso sexual y 5 eran mujeres trans, 4 estaban embarazadas, 2 estaban en situación de prostitución, y una era perteneciente a pueblos originarios.

Como resultado de los asesinatos basados en violencia de género, 103 hijas e hijos quedaron sin madre, de los cuales 63% son menores de edad, "un número que se pierde entre las estadísticas pero que es necesario visibilizar particularmente", advirtió La Casa del Encuentro.

Reclamos al Estado para detener los asesinatos

"Cada informe nos duele porque el altísimo índice de violencia sexista en nuestro país no desciende y demuestra que las medidas implementadas son insuficientes", remarcó la organización.

Con respecto a la violencia particular que sufren las personas trans y travestis, indicaron que "los medios de comunicación relevados muestran también un aumento de los transfemicidios, lo cual evidencia la vulnerabilidad de un colectivo que es objeto de múltiples violencias, incluida la institucional y la que ejerce la misma sociedad que las expulsa del sistema".

"Es imprescindible que el Cupo Laboral Travesti Trans en el sector público (decreto 721/2020) y que garantiza un mínimo del 1% de la totalidad de cargos y contratos para personas travestis, transexuales y transgénero, se haga efectivo en todo el territorio nacional", reclamaron, para avanzar hacia la eliminación de la violencia contra personas travestis/trans.

Por otra parte, La Casa del Encuentro recordó que en noviembre del 2020, el Ministerio de Seguridad anunció la creación del sistema URGE (Sistema Único de Registro de Denuncias de Violencia de Género) para la "unificación de la totalidad de las denuncias por violencia de género formuladas en dependencias policiales, y reunir en un solo sistema toda la información relevante de esas denuncias para lograr la inmediata vinculación del denunciado con denuncias previas".

Sobre la modalidad URGE, reclamaron "que se informe si ha entrado en vigor el sistema y se informe el funcionamiento del mismo". "El femicida de Analia Maldonado, Samuel Llanos, tenía 12 denuncias de violencia por relaciones anteriores radicadas en distintos lugares. Quizás, si hubieran estado unificadas, Analia seguiría con vida y él pagando por su violencia", ejemplificaron.

"En nombre de todas las víctimas de violencia sexista, desde La Casa del Encuentro y su Observatorio, sostenemos la urgente necesidad de que el Estado incremente y priorice las medidas destinadas específicamente a la protección y prevención de la violencia de género en todas sus expresiones", enfatizó la organización.

Durante la pandemia y con las medidas de restricción de la circulación, como la cuarentena y el actual distanciamiento social, hubo 312 femicidios, de acuerdo a los datos registrados por La Casa del Encuentro entre el 20 de marzo de 2020 (fecha en que inició el aislamiento social)al 30 de abril de 2021.