La Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Salud oficializaron este viernes el regreso del cine en las provincias de Santa Fe, Neuquén y Salta, al igual que el conjunto de actividades necesarias desarrolladas en los complejos cinematográficos bajo protocolo por la pandemia de coronavirus. 

A través de las decisiones administrativas 178, 179 y 180 publicadas en el Boletín Oficial, las salas provinciales retoman la proyección de filmes tras casi un año de pausa por el arribo del Covid-19 al país. De esta manera el sector adiciona a estas tres nuevas jurisdicciones en la semana de regreso en Capital Federal y Provincia de Buenos Aires.

"Exceptúase de la prohibición dispuesta en el inciso 4 del artículo 8° del Decreto Nº 125/21 al desarrollo de las actividades en las salas y en los complejos cinematográficos, con un aforo limitado que inicialmente no podrá superar el CINCUENTA POR CIENTO (50 %) de la capacidad de cada sala", repasan los textos oficiales.

La normativa también hace hincapié en la organización por turnos para los empleados implicados y el mantenimiento de la distancia e higiene necesaria para disminuir el riesgo de contagio de Sars-Cov-2.

Vuelta del Cine en Santa Fe, Salta y Neuquén: Qué dice el protocolo sanitario

El conjunto de salas y complejos cinematográficos provinciales deberán garantizar:

  • El uso de barbijo será obligatorio pudiendo quitárselo sólo para ingerir alimentos o bebidas, y deberá volver a colocarlo después
  • Las salas serán higienizadas y sanitizadas adecuadamente antes y después de cada función, utilizando sustancias que logren este punto. 
  • Establecimiento dentro de cada una de las salas de cine la ocupación de “burbujas sociales de recreación” que permitirá compartir un mismo espacio en un ambiente controlado, dado que se mantiene la distancia entre grupos de personas no vinculadas. Estas no podrán ser superiores a 6 (SEIS) personas y estarán conformadas por butacas contiguas.
  • La distancia entre butacas ocupadas deberá ser de 1,5 metros a 2 metros, como mínimo. También deberán estar libres las butacas que se encuentren inmediatamente adelante e inmediatamente detrás de cada butaca ocupada.
  • En cuanto a los horarios de las funciones, cada complejo y/o sala cinematográfica deberán establecer un cronograma, en función de su programación e instalaciones preexistentes, que minimice la congestión de público asistente al ingreso y egreso de las funciones, así como también que contemple lapsos de tiempo suficientes para que el personal pueda llevar a cabo la adecuada limpieza y desinfección entre funciones.
  • En aquellos casos donde sea posible en función de las características arquitectónicas, y a fin de complementar y optimizar la ventilación de las salas, las puertas de las mismas (tanto de ingreso como de salida de emergencia) se mantendrán abiertas durante al menos 10 minutos entre función y función, o lo que determine cada Autoridad Jurisdiccional competente.
  • Conforme la evolución del status epidemiológico de cada jurisdicción, oportunamente se preverán nuevas etapas o fases que llevarán a permitir mayor cantidad de público dentro de las salas..