El 2018 se llevó 278 víctimas mortales por violencia de género. Una cifra alarmante englobada en un promedio que también asusta: en los últimos 10 años, cada 32 horas una mujer fue asesinada por su condición de género en Argentina. Ambos números que lejos de disminuir, se mantienen año a año. Hoy a las 17 se realizará por quinto año consecutivo la marcha NiUnaMenos y las organizaciones feministas volverán a reclamar políticas públicas contra los femicidios y travesticidios.

La movilización en la Ciudad de Buenos Aires partirá del Congreso y llegará hasta Plaza de Mayo donde se leerá un documento. “En el momento de mayor precarización de nuestras vidas, por quinta vez, volvemos a gritar Ni Una Menos. Porque todos los días vemos cómo la violencia económica hace implosión en las casas y en los barrios, sobre nuestros cuerpos”, sostiene el texto de la convocatoria de laa medida que a su vez se replicará en diferentes ciudades a lo largo del país. 

La semana pasada, la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema dio a conocer el Informe de  Femicidios de la Justicia Argentina correspondiente al año pasado en el que se registraron un total de 255 femicidios y travesticidios y 23 femicidios vinculados, un 10% más que en 2017.

La tasa de víctimas directas de femicidios cada 100 mil mujeres entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del año pasado, fue "idéntica" a la del 2017, es decir del 1,1.

De las 245 causas analizadas -ya que en algunas se investigó la muerte de más de una víctima- sólo tres tenían sentencia firme y cuatro estaban con recursos de apelación en trámite. En las causas relevadas, el 40% de las imputaciones contempló la violencia de género como agravante.

Además, se desprende de ese análisis que el 83% de las víctimas tenía un vínculo previo con los varones victimarios imputados, procesados o condenados, con condena firme o no, en los expedientes. El 56% de los femicidios fueron cometidos por parejas o ex parejas en tanto que. el 15% por familiares y el 12% por personas con otros tipos de vínculos. El resto, por hombres que las víctimas no conocían.

En paralelo, la Casa del Encuentro que realiza su informe propio en base a casso mediatizados, reveló que en los últimos 10 años más del 60% de los femicidios ocurrieron en la vivienda de la víctima, que, en muchos casos, era compartida con su agresor. Más aún, en promedio, cada 32 horas hubo una mujer muerta solo por su condición de género y en ese período se totalizan 2.952 femicidios; además de 303 vinculados de hombres y niños.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos