Las combis y minibuses que conectan la Capital Federal y el conurbano bonaerense volverán a funcionar a partir de este martes, aunque deberán respetar una serie de medidas para evitar el contagio.

La decisión del Ministerio de Transporte está apuntada a aumentar la oferta de medios de transporte, para así evitar aglomeraciones en aquellos que ya están funcionando en el Área Metropolitana de Buenos Aires, tales como los colectivos y los trenes.

"La resolución emitida hoy corresponde a la determinación de que vuelva a circular la oferta libre: combis y minibuses" que circulan entre el conurbano y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, "entendiendo que es una manera de tener mayor cantidad de oferta y distanciamiento social, por eso establece las medidas en estos servicios", explicó el ministro de Transporte, Mario Meoni.

Así, más de dos mil unidades volverán a prestar sus servicios, aunque deberán cumplir con las siguientes condiciones:

  • Los servicios deberán prestarse con una ocupación máxima del 60% de su capacidad para garantizar el debido distanciamiento social.
  • Será obligatorio que todos los ocupantes del vehículo utilicen un tapa bocas, nariz y mentón.
  • Cada pasajero deberá portar el certificado que acredite el carácter de trabajador esencial o la habilitación de circulación correspondiente.
  • Los vehículos deberán retirar las cortinas, visillos y demás elementos de tela que pudiesen retener el virus en su entramado, con excepción de aquellos utilizados en los tapizados de las butacas y laterales.

También deberán aplicar un protocolo específico para transporte urbano y suburbano de oferta libre, que será elaborado por el Comité de Crisis para la Prevención del Covid-19 para el Transporte Automotor del Ministerio de Transporte.