WhatsApp anunció que pronto ofrecerá cifrado de extremo a extremo para las copias de seguridad de sus mensajes. Esto significa que ya no se podrá acceder a los mensajes de un usuario simplemente teniendo acceso a sus datos archivados.

El servicio de mensajería ya había tenido conversaciones cifradas de extremo a extremo entre usuarios durante más de una década, pero los usuarios no podían mantener copias de seguridad de esos chats en formato cifrado. Solo podían almacenarlos en iCloud (para iPhone) y Google Drive (para Android) en un formato desprotegido.

Contraseña para WhatsApp

Los desarrolladores anunciaron que estas copias de seguridad pronto podrán almacenarse en la nube.  WhatsApp ofrecerá dos formas de guardar la clave de cifrado. Una primera localmente en el dispositivo y una segunda usando una contraseña que guardará la clave de cifrado en la nube.

En el primer caso, las copias de seguridad se cifrarán mediante una clave criptográfica que el usuario debe conservar con el mayor cuidado si no quiere perder permanentemente el acceso a sus copias de seguridad. Esta clave se puede almacenar localmente en el dispositivo, en un administrador de contraseñas o (no lo recomendamos) escribiéndola en algún lugar.

Las copias de seguridad cifradas de extremo a extremo estarán disponibles en iOS y Android a lo largo de las próximas semanas

Con la segunda opción, podrá crear una contraseña que le permitirá acceder a la clave de descifrado almacenada en la nube. Esta clave no se puede utilizar sin la contraseña del usuario, ni siquiera por WhatsApp.

A su vez, los técnicos notificaron que los usuarios que decidan almacenar las copias de seguridad de sus chats por medio del nuevo mecanismo, perderán la información de WhatsApp que fue almacenada en Google Drive o iCloud.

Enmendando los errores del pasado

El anuncio del cifrado de extremo a extremo en las copias de seguridad surge de las recientes controversias que han dañado la credibilidad de la confidencialidad real de los mensajes intercambiados en WhatsApp. En la mayoría de los casos, las conversaciones realizadas a través de WhatsApp están cifradas de extremo a extremo y no se pueden interceptar mientras se envían.

Esto era la información que se manejaba hasta que una investigación de ProPublica afirmó que los moderadores del servicio de mensajería podían leer estos mensajes cifrados. Sin embargo, esto solo fue posible si los mensajes se marcaron como spam o abuso y este acceso se limitó a 5 mensajes consecutivos, ya demasiado para algunos usuarios.

Con esta nueva función de cifrado, WhatsApp espera tranquilizar a las personas que dudan de la seguridad de la plataforma. Esta opción de respaldo se implementará en todos los países donde el servicio está presente. Llegará en las próximas semanas a iOS y luego a Android.