Representantes de Whatsapp para América Latina informaron en el Senado qué pasará con los usuarios argentinos que no acepten la última actualización del servicio de mensajería, luego de que el Gobierno presente una medida cautelar contra  Facebook por su nueva política de privacidad.

Pablo Bello, director de Políticas Públicas para América Latina de Facebook (firma propietaria de WhatsApp), expuso este miércoles ante la comisión de Sistemas y Libertad de Expresión del Senado sobre la situación de los usuarios que no aceptaron la actualización hasta el 15 de mayo.

El Gobierno había dictado hace un tiempo una medida cautelar por "abuso de una posición dominante" solicitando a la compañía que se abstenga de limitar el funcionamiento de la aplicación.

WhatsApp no bloqueará a usuarios que no acepten la nueva actualización de la política de privacidad de la compañía, aseguró Bello esta mañana.

Además, explicó que la nueva actualización solo "se refiere al canal destinado a la comunicación con empresas o entidades públicas" y "no es para las conversaciones personales ni para las interacciones regulares a través de WhatsApp".

Bello indicó que la empresa tomó la decisión de no limitar y no restringir el uso de la aplicación de mensajería a los usuarios que no hayan aceptado hasta el 15 de mayo la actualización de la política de privacidad.

Qué pasó con WhatsApp

La medida se tomó después de que el Gobierno argentino, a través de la Secretaría de Comercio Exterior y de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia presentaron ante la Justicia una cautelar solicitando a la compañía que se abstenga de limitar el funcionamiento de la aplicación.

Bello también aclaró que la nueva actualización "no supone compartir más información entre Whatsapp y Facebook" y está vinculada a informar al usuario que en los canales de conversaciones que mantenga con empresas y entidades públicas podrá intervenir "un tercero" o "desarrollador" que "gestionará" esa comunicación.

"Se trata de un canal adicional, no reemplaza nada, es una opción para que empresas puedan tener un canal de atención complementario pero si el usuario decide no utilizarlo estos no tendrá efectos sobre su cuenta", aclaró Bello, y aseguró que funciona como "un call center más", como "ir a la oficina comercial para ser atendido o llamar por teléfono".

Medida cautelar contra WhatsApp

El presidente de la comisión de Defensa de la Competencia, Rodrigo Luchinsky, dio detalles sobre la presentación de la medida cautelar, al hablar en segundo turno ante los senadores de la comisión, y consideró que "merece una investigación más profunda" la potencial recopilación de información que Whatsapp compartiría con otras empresas del grupo.

"Habría que determinar en qué medida está contenida en la letra chica de las políticas de privacidad y condiciones de servicio", declaró el funcionario sobre la explicación brindada por el representante de Whatsapp.

Bello explicó, tras la intervención de Luchinsky, que la actualización de una política de privacidad "no tiene efectos de competencia porque no tiene efectos de mercado" y aseguró que la empresa "colecta muy pocos datos de los usuarios".

En último término expuso Martín Becerra, Investigador del Conicet, trazó un balance general sobre la situación de posiciones dominantes de este tipo de compañías a nivel global, mencionó la "incapacidad de los países de adaptar marcos legales al funcionamiento de plataformas digitales globales" y la "la obligación de radicación legal de las compañías que ofrecen servicios en una jurisdicción determinada".