El coronavirus en Argentina acumula un total de 167.416 casos y 3.082 muertes, luego del récord de fallecimientos diarios del lunes, cuando en 24 horas se contabilizaron 141 víctimas fatales de la enfermedad. A ellas se sumaron entre la noche y la mañana del martes otras 23, mientras que ya hay más de mil internados en terapia intensiva con Covid.

Por otra parte, las personas recuperadas ya son 75.083, por lo que 89.251 pacientes continúan con la infección en curso.

La circulación comunitaria del virus continúa en aumento, ya que 52,7% de los afectados contrajeron la infección de esa forma, es decir, que no se puede hacer un rastreo de contactos para saber cómo se dio la transmisión. El resto de las formas de contagio caen: 29,7% fueron por contacto estrecho con otros pacientes confirmados de Covid-19, y sólo 0,7% son casos importados.

Hay 1.002 pacientes con coronavirus internados en terapia intensiva, mientras que la cantidad de camas disponibles para cuidados críticos es cada vez menor: el 63,5% de las unidades del Área Metropolitana de Buenos Aires están ocupadas por personas con diversos tipos de afecciones, principalmente en Capital Federal y en la salud privada. El porcentaje de ocupación de las camas de terapia a nivel nacional es de 54,2%.

Del total de internados en terapia intensiva, la mayoría están "predominantemente" en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, y entre las jurisdicciones con más de 10 personas en cuidados críticos se encuentran las provincias de Jujuy, Mendoza, Río Negro, Chaco y Neuquén, informó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

El porcentaje de ocupación de las camas de terapia intensiva por cualquier causa "está impactado por el numerador que es el número de ingresos en función de las altas, y el denominador, que es el número de camas disponibles", explicó Vizzotti.

Esas camas disponibles "van aumentando todos los días en función del trabajo que se realiza para ampliar el sistema de salud o adaptar alguna sala o shockroom para tener capacidad de unidades de terapia intensiva", y que el sistema pueda seguir dando respuesta a quienes lo necesitan, destacó.