Frente a la Costa Atlántica, pero también con paisaje de fondo de otras regiones turísticas del país. Los parques acuáticos constituyen una relativa novedad que han expandido sus servicios, en pos de ganar un perfil de público familiar que busca compartir la experiencia con la tranquilidad que otorga un presupuesto fijo.

Piletas, toboganes, playas artificiales, cursos lentos o rápidos, son los atractivos más usuales de estos espacios recreativos que potencian el agua como combustible del entretenimiento.

En general, se manejan con el sistema de pasaportes para pasar todo el día, que incluyen seguro de lluvia si el mal tiempo arruina el plan intempestivamente. Algunos lugares también proponen espacios verdes anexos con parrillas para cumplir con el ritual del asado.

Así como en el mundo son famosos y concurridos los complejos de Chimelong Water Park (China), Siam Park (Islas Canarias), Wet and Wild Water World (Australia), Calypso Water Park (Canadá), o el disneyniano Blizzard Beach (Estados Unidos), nuestro país ofrece una variada oferta en el rubro.

Piletas y toboganes son sus atractivos principales

A la hora de programar un chapuzón en este mundo de fantasía acuática, vale la pena tener en cuenta su abanico de entretenimientos, su cercania y su tarifas.Muy cerca de la Ciudad de la Furia, pero en ese mundo aparte que es el Parque de la costa, Aquafan es el único con estas características en la zona metropolitana.

Sus principañes atractivos son la pileta con olas y El Abismo, el tobogán más alto de Sudamérica, y el segundo en el mundo, que permite descender sobre agua desde 32 metros de altura a más de cien kilómetros por hora. El Black Hole es otro de los juegos más requeridos (paciencia con la cola): se trata de un tobogán cerrado con efectos luminosos interiores que potencia la sensorialidad. El Río Bravo permite descender en gomones de una y dos personas; el Turbolance ofrece un efecto bumerang desde 14 metros de altura y el Aqua Tube es apto para los que no buscan altura de importancia.

Los bajitos cuentos con espacios especiales: una zona infantil con agua climatizada y cuatro tipo de toboganes para niños menores de ocho años. Los adultos también pueden disfrutar de una piscina climatizada y un jacuzzi. Más allá de las atracciones especificamente acuáticas, el parque ofrece video juegos; juegos de salón; música y videos en pantalla gigante; animación y aquagym y espectáculos musicales en vivo. Prólogo de la ciudad de Mar del Plata, al costado del camino vecinal que vincula la Ruta 2 con la Ruta 11, a la altura de Santa Clara del Mar, Aquasol se caracteriza por su amplitud y por convertirse en una opción para los que no quieren ir todos los días a la playa. La estrella del predio es la piscina con olas artificiales que recrea el ambiente marítimo. Además, cuenta con toboganes de agua de gran altura como el Alfacentauro que, además, cuentqa con efectos de luces en sus laberintos cubiertos.

El Zigzag es otro de los toboganes más concurridos al contar con sectores cubiertos y descubiertos, y curvas y contra curvas de alta velocidad. En tanto, el Extreme Ice es un juego que aberga hasta tres personas en un mismo gomón para recorrer intensos rápidos de agua que vierten desde montañas nevadas. Y el Flowave es un juego habitual en los grandes parques del mundo para enfrentar olas gigantes haciendo equilibrio sobre una tabla. Como leit motiv, varias de las atracciones están vinculadas a jugar contra la fuerza de gravedad. Así mismo, Aqualandia, el Castillo Encantado y la Plaza del Agua son opciones para los niños.

Puerto Aventura en Chascomúns combina el agua con la llanura

Emplazado en la ciudad de Chascomús, a una distancia accesible en el día ida y vueltadesde Buenos Aires, Puerto Aventura es una opción válida tanto para el visitante que busca contacto con agua como quienes disfrutan de la vida al aire libre en contacto con la naturaleza. Porque además de los toboganes acuáticos, el espacio incluye otros atractivos como su popular Tirolesa, uno de los juegos más buscados por los chicos. Palestra, Arco y Flecha, puentes colgantes (para adultos y niños), y el Metegol Humano permiten disfrutar un día con actividades variadas. Para los amantes del deporte, el predio cuenta con canchas de fútbol y beach vóley. Convenientemente situado en las afueras de Mar del Plata, permitiendo fácil ingreso también para quienes pasan sus días de descanso en localidades cercanas como Miramar, Necochea o Tandil, Aquopolis inauguró esta temporada un nuevo entretenimiento, importado de Estados Unidos como el resto de sus atracciones.

Se trata de Vikingos, un juego extremo con una caída vertiginosa que se desarrolla en menos de diez segundos. Los flotadores para dos o tres personas son otra marca distintiva de este parque que también ofrece una atractiva oferta para los más chicos. Todo contenido en el predio de un tradicional camping con las comodidades y servicios que buscan los fanáticos del aire libre.