El 8 de septiembre se conmemora el Día Internacional de la Alfabetización, una fecha instituida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para concientizar al mundo sobre la importancia de la alfabetización como derecho humano, en pos de lograr una sociedad más sostenible.

 Este año se propone como lema "la alfabetización y el desarrollo de competencias", un desafío que nos involucra a todos: la comunidad, el Estado y la sociedad civil, para que sea verdaderamente una realidad de todos y cada uno de nosotros.

 En este sentido, en el marco de la Agenda 2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluyeron a la alfabetización como un componente clave a alcanzar: garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos, es una prioridad que no se puede postergar más. Así lo acordó la comunidad internacional en el marco de Naciones Unidas. Por eso, desde Aldeas Infantiles SOS Argentina creemos que esta fecha es una ocasión ideal para recordar una de las principales metas que se establecieron para este objetivo: que todas las niñas y niños terminen los ciclos de la enseñanza primaria y secundaria, asegurando una educación gratuita, equitativa y de calidad.

El Estado argentino asumió ese compromiso internacional. Sin embargo,  los últimos estudios indican que más del 25% de los niños y niñas de entre 3 y 5 años no asisten al nivel inicial; o que el 9% de los chicos en educación primaria registran rezago escolar; o más aún, que más del 35% de los adolescentes en educación secundaria no asisten a clase o repiten de año. Esta profunda desigualdad se profundiza si se considera la calidad de la educación que reciben los niños y niñas. En este aspecto, los datos son mucho más alarmantes dado que dan cuenta de  casi un 50% de niños en educación primaria que no acceden a la enseñanza de computación, clave como herramienta de desarrollo en un mundo cada vez más digitalizado.[1]

Como organización comprometida con los derechos de niños niñas y adolescentes no podemos pasar por alto lo que representan estos números que dan cuenta de una desigualdad e inequidad que se profundiza y condena a la exclusión de millones de niños y niñas. Por ello, instamos a quienes toman las decisiones en términos de política pública, se tomen las medidas necesarias para revertir esta situación y a partir de allí garantizar el cumplimiento de las metas comprometidas.

 Actualmente estamos lejos de poder alcanzar un acceso universal de calidad y de brindar oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida, incluso para jóvenes y adultos. En este marco, exigimos  una mayor atención del Estado a estos imperativos. El futuro del país está en aquello que podamos hacer para que cada día sean más los niños, niñas, adolescentes jóvenes, y adultos, incluidos en el sistema. De eso se trata.

[1] (In)equidades en el ejercicio de los derechos de niños y niñas. Derechos humanos y sociales en el período 2010-2017.

*Licenciada. Directora Nacional de Aldeas Infantiles SOS Argentina