Las empresas automotrices atraviesan un particular momento en la Argentina. Con ventas en crecimiento y los primeros resultados de la Ley Autopartista Nacional, la importación creció durante 2017 a la espera del impacto d e las mejoras en la competitividad a partir de la aplicación de las reformas propuestas por el Gobierno que buscarán mejorar la ecuación local. Las empresas con radicación en la Argentina redoblaron, durante este año, el desafío de hacerle frente a la falta de recuperación del mercado brasileño e idearon nuevas estrategias para salir al mundo con modelos pensados para gustos europeos.

Sucede que la recuperación económica de los argentinos quedó expresada en números con la cantidad de vehículos patentados durante noviembre con un ascenso de 71.850 vehículos, lo que mostró un crecimiento del 19,9 % en la comparación interanual, cuando se habían patentado 59.926 unidades.

Este año acumula una suba de 27% en el patentamiento

De este modo, el acumulado de los once meses del 2017 fue de 852.126 unidades, “que consolida una suba del 27,3 % en la comparación contra el acumulado del año pasado en el que se habían patentados 669.368 vehículos hasta esta fecha”.

“La fuerte demanda continúa, y lo que creíamos iba a ser un techo de 900.000 unidades aparece ahora como el piso de lo que será el segundo mejor año de la historia”, afirmó el presidente de ACARA, Dante Álvarez.

Ese crecimiento de las ventas dejó ver que Brasil exportó la crisis que generó su restringido mercado interno a la expansiva Argentina: el 70% (503.527) de las ventas de las terminales en la Argentina fueron importados, mientras que la porción restante (211.337) se fabricaron en el país.

Por caso, “el 2017 ha sido un gran año” para la marca Chevrolet en la Argentina. “Hemos logrado superar la barrera de las 100.000 unidades vendidas en lo que va del año y también estamos acompañando el crecimiento de patentamientos de la industria que llegará a la cifra de 900.000 unidades vendidas, el segundo mejor registro histórico de ventas”, señaló un vocero de la empresa a BAE Negocios.

GM lidera las ventas realizadas a través del canal tradicional de concesionarios, pero observó un crecimiento significativo en las ventas por Plan de Ahorro y ventas de flota. “Estos resultados nos permitirán alcanzar el liderazgo por segundo año consecutivo en Mercosur y por décimo octavo año consecutivo a nivel Sudamérica”, destacaron desde la firma.

Los argentinos prefirieron de General Motors, a partir del crecimiento que mostraron, al Chevrolet Cruze, el Onix y Prisma, así como la Tracker y la pick-up S10. “Para cerrar este excepcional año, hemos anunciado una nueva inversión de u$s 300 millones (a los que se suman u$s 200 millones de proveedores) para fabricar un nuevo modelo en nuestra planta de Alvear, cuya producción iniciará en el 2020”.

Según el detalle del plan de acción, la inversión se suma a los u$s 740 millones que idestinó la firma para fabricar el nuevo Cruze y construir una nueva planta de motores. Según señalaron desde la automotriz, “estas inversiones demuestran la confianza de la compañía en el crecimiento del mercado argentino y forman parte de una apuesta fuerte de General Motors en la región para consolidar el liderazgo de nuestra marca en Sudamérica”.

“Para 2018, anticipamos que la Argentina llegará a un millón de vehículos patentados, consolidando el crecimiento del mercado y de la región Mercosur. Continuaremos trabajando junto al gobierno para armonizar las normas técnicas, de emisiones y de seguridad con Brasil, con el objetivo de mejorar la competitividad de nuestra industria”, destacó el vocero de la empresa.

Por su parte, Volkswagen Argentina -con más de 36 años en la Argentina- emplea más de 6000 empleados en sus dos Centros Industriales en Pacheco y Córdoba. En 2016 alcanzó una producción de 66.208 unidades (46.651 Amarok y 19.557 Suran) y 672.624 cajas de cambio.

“Gran parte de esta producción se exporta a distintos denos alrededor del mundo, lo que da muestra los elevados niveles de calidad de los productos de Volkswagen Argentina, contribuyendo al desarrollo de la industria nacional”, señaló un comunicado de prensa de la firma. De hecho, el Grupo VW patentó en 2016, 111.093 unidades. “La División Volkswagen Vehículos de Pasajeros también alcanzó el liderazgo por 13 años consecutivos con 107.055 unidades patentadas y 15,8% de participación, siendo el Gol el modelo más vendido de la historia argentina gracias a sus más de 700.000 unidades vendidas”, enfatizaron desde la firma.

La sueca Scania, líder en el segmento en camiones y buses, presentó la tecnología de inyección XPI, que permite lograr una reducción del 5% en el consumo de combustible y una menor emisión de gases contaminantes, “gracias a una combustión más eficiente, que permite aumentar la potencia y el torque y al mismo tiempo reducir el consumo”.

En materia de motores vehiculares, Scania presentó dos nuevos propulsores de 450 CV y 510 CV. El primero de ellos ofrece su potencia máxima a 1.900 RPM, con un torque de 2.350 Nm, el cual se encuentra en la franja que va desde las 1.000 a las 1.300 RPM. En tanto, y al igual que su hermano menor, la opción de 510 CV logra el pico de potencia a 1.900 RPM y su torque, de 2.550 Nm, se expresa entre las 1.000 y las 1.300 RPM.

La fábrica tucumana de Scania, en donde se fabrican cajas de cambio, palieres y diferenciales, provee tanto a Brasil como a Suecia dentro de la cadena de valor mundial de la empresa sueca. Allí quedó demostrado el poder en baja del socio comercial del Mercosur, que dejó de ser el destino del 97% de las ventas para llegar en la actualidad el 65%. El restante pasó a manos de la casa central, con un crecimiento del 3% al 35%, según confiaron directivos de la empresa a este diario.

El gran dinamismo del sector mundial generó que la fábrica tucumana trabaje en la actualidad al 100% de su capacidad instalada. “Tenemos cuatro turnos de ocho horas, porque si se quiere tener la fábrica funcionando todos los días, se tiene que cubrir también sábados, domingos, y feriados”, afirmó el director de Planeamiento Financiero de Scania, José Nucci.

  • Una apuesta a la tecnología

Scania Argentina exhibió los nuevos desarrollos en su plataforma de motores; tanto vehiculares (camiones y buses) como industriales (para generación de energía) y marinos. Estuvo a cargo de Emilio Muller, director general de la compañía. El denominador común de la presentación fue la tecnología de inyección XPI, un desarrollo de la marca que brinda excepcionales prestaciones. Entre ellas, permite lograr una reducción del 5% en el consumo de combustible y una menor emisión de gases contaminantes, gracias a una combustión más eficiente, que permite aumentar la potencia y el torque y al mismo tiempo reducir el consumo.

  • El modelo que estrenará la Ley Autopartista Nacional

El Fiat Cronos será la novedad del Grupo FCA para mostrar su apuesta a la Argentina. El modelo, con diseño pensado en ganar mercados internacionales -lejanos en otras épocas para la producción nacional-, tendrá su presentación en el verano del 2018. Además de ser el sedán para competir en esa lí- nea, será el primer automóvil que nacerá bajo el calor de la Ley Autopartista Nacional. Si bien la legislación ofrece beneficios fiscales para aquellos productos de más del 30% de componentes nacionales, FCA decidió ponerle más del 50% de su composición fabricada en la Argentina, según pudo saber BAE Negocios. El destino del nuevo modelo de Fiat será 80% de exportación, y su diseño buscó tener esa atracción. “Yo veo a Europa con países con salarios muy altos, leyes laborales complicadas. No hay ninguna razón para que no podamos competir en toda la línea con Europa”, le dijo el presidente de FCA Argentina, Cristiano Rattazzi, a este diario. Sin embargo, fuentes consultadas admitieron que “será relevante la recuperación del mercado de Brasil, principal destino de la producción automotriz”, aunque también enfatizaron en la importancia de que “el país vaya recuperando competitividad para poder ganar mercados”. El proyecto de reforma tributaria que analiza el Congreso prevé la eliminación de la actual alícuota del 10% para autos de gama media con valores que oscilan entre los $ 380.000 y los $ 800.000. Si se aprueba, varias automotrices adelantaron que devolverán a sus clientes el equivalente a los impuestos internos para unidades compradas desde el 1º de noviembre. La ley autopartista beneficia a las terminales, sistemistas y autopartistas con un incentivo principal de un bono electrónico de crédito fiscal para el pago de impuestos nacionales por un monto proporcional al valor de compra de autopartes locales. Por cada punto de incremento en la integración nacional el beneficio aumentará 0.6 puntos. La nueva legislación fija un cupo mínimo de integración nacional del 30% para automóviles y utilitarios, 25% para vehículos comerciales y 15% para motores. Y para fomentar la mayor integración, la norma establece reintegros o cré- ditos fiscales a las terminales van del 4% al 15%, según el nivel de uso de autopartes nacionales.