Justo desde Mendoza, de una de las Provincias grandes gobernada por Cambiemos, venía aquel diputado de la UCR que argentinizó con su idea la relación directa entre la responsabilidad de las propuestas de un dirigente o partido político y sus posibilidades de acceder al poder. Y por descarte, la inmensa cantidad de opiniones delirantes que vierten aquellos otros que alejados de la contienda real por el recambio de autoridades, expresan y profesan imposibles.

En una semana cargada de alta volatilidad condicionada por el inesperado resultado de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias ( PASO), el mercado libre de cambios se ajustó y le cumplió el vaticinio/deseo al oficialmente consagrado como candidato Alberto Fernandez. Después de un lunes tambaleante y errático, Macri recuperó reflejos y comprendió que la abrupta devaluación era una bifurcación en el camino. La reacción inmediata ante el resultado electoral y culpar al Frente de Todos fue consagrarse como el exegeta del teorema de Baglini para los alejados de la pelea real.

El martes y miércoles, la catarata de medidas heterodoxas ( e inclusive contrarias a sus creencias) lo devolvió a la principal acepción del teorema , en este caso desde la responsabilidad plena del ejercicio del poder que debe llevar hasta el 10 de diciembre, y encontrarse ante dos posibilidades inéditas. La primera es la de ser el primer presidente constitucional reelecto en la argentina peronista de un politico no peronista. La segunda, más humilde y contenida en la anterior, pero históricamente muy trascendente, es la de ser el primer presidente constitucional no peronista que concluye su mandato completo en la Argentina desde 1946.

La contundente diferencia en las PASO, aún con la sensación similar al de una consagración de la formula de Alberto Fernandez y CFK, no se refleja en el razonamiento lógico del ilustre mendocino, en los hechos económicos de esta álgida semana. El dólar ajustó en cuestión de minutos al 25% el esquema de gastos del gobierno, sea quien fuere el próximo presidente. El campo supo el lunes que cualquier esquema de retenciones a las exportaciones se hubiera amortiguado contra sus liquidaciones de la semana anterior. La producción de silobolsas se multiplicará en estos meses que faltan hasta fin de año a los niveles del 2014. Fernandez adelanta dialogo con el FMI y nada de cepo, ni incumplimientos contractuales. Macri congela naftas, libera del IVA a la canasta básica y recalcula Ganancias. Dos meses para la primera vuelta. Uno larga 15 puntos adelante. El otro va a fondo y a la espera de los errores del puntero. En cualquier lugar del mundo solo podría operar un milagro pero acá, desde 2013, están formalmente monopolizados. En nuestro Macondo antártico vivimos a un ritmo temporal cercano al de la innovación tecnológica. Como los perros, cada año argentino da la sensación de haberse consumido siete años comunes. 60 días argentos insumen 420 de países previsibles con niveles de inflación de un dígito. Acá todo puede pasar en los catorce meses que faltan para las elecciones. Les dejo mis reflexiones sobre el teorema y las responsabilidades de los dirigentes y los invito a buscar el cuento del Visir que propuso enseñarle a hablar al caballo.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos