Los nenes cargan sus baldes con arena mojada para moldear torres de castillos en la orilla; pero también asisten a talleres de lectura infantil o a clases de cocina. Los padres alternan la zambullida entre las olas del mar, con la inmersión en una apacible piscina. Las celebrities descansan en reposeras a rayas disfrutando de la mejor gastronomía. Los balnearios Premium, una tendencia que gana fuerza en la región, busca llevar a la playa todas las comodidades superiores para clientes exigentes que pueden darse esos gustos.

“Entendimos que era una necesidad de servicio hacia nuestros huéspedes y una lógica extensión de un hotel 5 estrellas de lujo. Hoy, con el fin ya cumplido, los huéspedes notan en el balneario una suerte de continuidad del hotel”, indica Gonzalo Pereira, Gerente Comercial & Marketing de Álvarez Argüelles Hoteles, empresa nacional que cuenta con uno de los balnearios más exclusivos de Mar del Plata, el Costa Galana Beach Life.

Entre las amenities que ofrece este espacio ubicado en el corazón de la Bahía de Plata Grande, hay piscina, vestuarios para damas y caballeros con sanitarios, duchas, vestidores y lockers, además de amplias y modernas carpas equipadas con reposeras, sillas, mesa principal, mesa de apoyo y percheros. A su vez, cuenta con carpas y un deck accesible para personas con motricidad reducida; sombrillas sobre la arena con reposeras, sillas y mesa. Brinda servicio de Wifi para los clientes en todo el complejo y servicio de delivery en carpas y sombrillas

Para una mayor exclusividad, cuenta además con cabinas: espacio propio, cerrado bajo llave, provisto de toallones y productos de cuidado personal.

“Hoy en día la comodidad y el confort son fundamentales a la hora de elegir el lugar donde relajarse, por este motivo los turistas buscan cada vez más balnearios que tengan para ofrecerles un sinfín de servicios que les permita no pensar en otra cosa más que disfrutar”, indicó a BAE Negocios el gerente de la firma.

Las tarifas no son para cualquier bolsillo. Las carpas tienen un valor de $38.600 para el mes de enero pero bajan a $25.600 en febrero y a $20.000 en marzo. Las cabinas se alquilan por temporada y el precio es de $17800 la simple y $26.800 si es con ducha y sanitario.

La costumbre del descanso en balneario tiene orígenes antiquísimos y los romanos fueron los grandes impulsores de estos centros de esparcimiento y relajo.

De esos milenarios centros que muchas veces estaban asociados a baños medicinales (la palabra balneario proviene del latín y tiene ese significado), el concepto fue evolucionando en su recorrido hasta las tradiciones que hoy conocemos, que tienen también sus particularidades en América Latina. En el camino a la sofisticación, hacia 1950 surgió el modelo de resort all-inclusive, tan frecuente en lugares como el Caribe, que fue creado en el Club Med francés por el belga Gérard Blitz. Los balnearios de la región no tienen ese sistema pero sí se acercan más a un espíritu de comodidad en el que nada falte.

Veraneo con estilo

Mariano Beach Club se posicionó también como una propuesta diferente en Mar del Plata. Era un balneario tradicional en la zona sur de la ciudad (entre Punta Cantera y el Faro), pero que estuvo abandonado por inconvenientes hasta hace ocho años cuando se lanzó este nuevo concepto.

“Lo hicimos de cero pero mantuvimos nombre histórico. Fue el primer balneario de la zona sur. Se convirtió en el primero en impulsar el concepto de balneario spa en Argentina. Planteamos esquema de accesibilidad con baños y duchas para discapacitados, rampas y carpas exclusivas para personas con movilidad reducida”, explican a este medio desde el balneario.

Hoy se asolean en sus instalaciones tanto familias como “famosos”. Desde el año pasado, para acercarse también a un público joven y complejo como es el de la franja entre los 18 y 23 años, se invitó a influencers, youtubers y bloggers como Santi Maratea y las “Chicas en Nueva York”. Se hacen además eventos como la presentación del Carnaval, el Día de los enamorados, el Torneo Reef y la Fiesta de Blanco que marca el comienzo de la temporada, además de acompañar el debut de los elencos teatrales.

Los clientes que lo eligen tienen estacionamiento y locker de seguridad en las carpas, acceso al spa donde hay hidromasaje, sauna, yoga. pilates, helíptico, cinta. Además hay gabinetes de masajes y se ofrecen sesiones de fangoterapia sin cargo. Pueden también disfrutar el espcio Q de Arredo, donde se realizan actividades culturales, música en vivo, talleres de lectura infantil y hay además pileta climatizada en un jardín ambientado por la marca. Como en varios de estos balnearios las propuestas infantiles son uno de los fuertes: hay talleres de ciencia, cocina, títeres y canchita de fútbol.

“El concepto es que sea tu casa en la playa. Que la gente venga a las 9 de la mañana y, hasta las 20.30 cuando cierra el vestuario, pueda estar sin problemas, disfrutando de la familia”, agregan. El precio de la carpa para seis personas es de $1200 por día. Todos tienen acceso a las instalaciones. El masaje se paga aparte.

Todos los sentidos

A un día de sol y mar perfecto no le puede faltar un almuerzo con manjares de alta cocina. La gastronomía es uno de los diferenciales en los balnearios premium. En el caso de Galana la propuesta es disfrutar de Victoria O, un restaurante a la carta muy moderno y playero; en Mariano Beach Club, la opción llega de la mano de Le Gourmet. Más lejos, en las playas de Uruguay una de las sensaciones de cada temporada, desde hace tres años, es Bagatelle Beach ubicado en el parador del Punta del Este Resort & Spa en La Barra. Con sedes en St. Tropez, Miami e Ibiza, entre otros, el famoso bistró de la Costa Azul ofrece también una experiencia epicúrea de cocina mediterránea. Pero es mucho más que eso. Incluye espacios en común, mesas amplias y pileta.

“Desde que abre sus puertas al mediodía, la música, los vestuarios tematizados de los mozos y la coctelería de autor, hacen que el cliente se sienta único. A medida que baja el sol, artistas internacionales musicalizan las tardes ofreciendo experiencias únicas para quienes saben disfrutar de una buena fiesta con una vista inigualable”, describen desde la organización.

Manteniendo las raíces francesas, se destacan los pescados -entre ellos la pesca del día servida con cebolla morada, leche de tigre y cilantro, y el tradicional carpaccio, el atún rojo y el gravlax de salmón-. Entre los destacados del Chef Gaston Dabove, se encuentran el filete de salmón chileno a la plancha de madera con manteca marrón, piñones y piña en cubitos (u$s32), la pasta con langosta y la salsa secreta de Bagatelle (u$s 98), el pollo de campo trufado a la leña (u$s 79) y un corte de 800g Premium Herreford (u$s110). Productos de primera para deleitarse con platos de otro mundo.

La combinación de naturaleza, glamour y relax se impone como una de las opciones para un target de público que siempre pide un poco más.