Fue uno de los mayores éxitos del año pasado. "Big Little lies" ganó nada menos que cincuenta premios, entre ellos varios Emmy, BAFTA, y Golden Globes. Tamaña repercusión hizo reflexionar a sus productores sobre si no valdría la pena romper con el plan original la miniserie de 8 episodios tuvo su cierre, acorde a la novela en la que se basó- y sacar de la galera una segunda temporada.

El elenco más bien un tremendo seleccionado- aceptó la aventura. Probablemente hayan influido en la decisión los sueldos astronómicos por los que firmaron con HBO: Nicole Kidman y Reese Whiterspoon se llevan 1 millón de dólares por capítulo más sus correspondientes beneficios por ser también productoras de la serie. Zoe Kravitz, cuyo personaje en esta segunda parte tiene mucho más peso, casi multiplicó por diez su salario, mientras Shailene Woodley lo duplicó. De Laura Dern no se conoció cifra, pero sí la de la gran incorporación de esta temporada: Meryl Streep cobrará 800 mil dólares por episodio. Algo así como contratar a Messi para asegurarse los suficientes goles que saquen campeón al equipo.

Y es que probablemente la mayor responsabilidad de que esta poderosa historia femenina de dudas, desamores, frustraciones, problemas domésticos y problemas con la ley no decaiga de su altísimo nivel inicial repose sobre los hombros de la experimentada actriz. (A partir de aquí, inevitables spoilers de la primera entrega).

Aunque ya no está basada en la novela, su autora Liane Moriarty escribió los nuevos libros de la serie

Pasaron unos meses desde la muerte de Perry (Alexander Skarsgård), y cada una de las cinco amigas lo lleva a su manera. La más afectada, por obvias razones, es Bonnie (Kravitz), que permaneció alejada del barrio durante el verano y al regresar el primer episodio coincide con la vuelta a clases de los hijos de todas- es otra mujer. Retraída, sin diálogo con su marido, se encerró en sí misma y vive atormentada por las imágenes de aquella noche trágica en la fiesta que todas recordarían.

Celeste (Kidman) por su parte, lidia con su sentimiento de culpa porque, aunque no lo admita, está aliviada. Pero curiosamente, en medio de sus pesadillas, los recuerdos que van quedando de su marido son los buenos, a la manera de aquella gran película "Eterno resplandor de una mente sin recuerdos". ¿Está arrepentida de lo que pasó? Jane (Woodley)se convertirá en su confidente más cercana: ambas fueron violentadas por el mismo hombre. El lazo entre ellas se intensificará. Pero Celeste tiene un problema mayor: su insidiosa suegra (Streep) se instala cerca de ella con el objetivo de saber "qué le pasó realmente" a su hijo.

Entre tanto, Madelaine (Whiterspoon) vuelve a su juego: pelearse con las otras madres del colegio e intentar comprender a su hija adolescente que no piensa seguir el camino que su progenitora eligió para ella. Pero en el coqueto barrio de clase alta de Monterrey donde viven estas mujeres, siempre cercadas por un mar embravecido que parece recordarles que debajo de la superficie calma se avecina el desastre, seguirán pasando cosas y el crimen que las une no desaparecerá.

noticias relacionadas

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos