Chile es claramente el país que se encuentra a la cabeza tanto en uso de energía solar como en el respaldo institucional a esta tecnología en América Latina. Uno de sus mayores potenciales radica en el desierto de Atacama, la región del mundo que recibe mayor nivel de radiación solar.

De acuerdo con el sitio de noticias Sputnik Mundo, el país sudamericano ya cuenta con la capacidad de abastecer al 98% de su población con energía solar. Incluso, datos divulgados por el Comité Solar chileno indican que se podría abastecer al 30% del consumo eléctrico de Sudamérica utilizando solo 6.000 kilómetros cuadrados del desierto de Atacama.

Le sigue México, que estima que para 2024 la generación de energías limpias en el país llegue a un 35% del total, para lo cual impulsará leyes más rígidas y puntuales, según indicó la Secretaría de Energía mexicana.

Por su parte Colombia acaba de inaugurar su planta solar más grande en el parque El Paso, en el departamento de Cesar, con la que espera poder abastecer a unos 102.000 hogares colombianos.

El país es, además el octavo país en el mundo en uso de energías renovables según el Índice Global de Desempeño de Arquitectura de Energía elaborado por el Fondo Económico Mundial.