Una de las mejores comedias cómicas de los años cincuenta representó, además, el primer gran rol -había debutado con Hitchcock en El tercer tiro- de Shirley MacLaine. La película en cuestión se llama Artistas y Modelos, la dirigió el maestro (de la animación como creador de muchas Looney Tunes, del cine -admirado por Godard- con sus comedias de Bob Hope o Jerry Lewis) Frank Tashlin, y tiene a Dean Martin y Jerry como protagonistas. Uno es un dibujante en la mala, el otro, fanático de los cómics, tiene sueños con superhéroes que el primero usa para sus tiras. Y encuentran a una dibujante -Dorothy Malone- y a su tímida ayudante, que es al mismo tiempo la modelo para una tira con sexy superchica. Esa es MacLaine.

Las secuencias entre Jerry y Shirley son pura precisión, pura genialidad cómica de parte de ambos. Y hay muchas canciones perfectas (Dino era un grande). Cine feliz para gente feliz. Disponible en Qubit.TV.