"El vino Jean Leon es lo que ha trascendido. El mismo día conocí al vino y al personaje", dice a BAE Negocios el escritor catalán Martí Gironell durante su visita a Buenos Aires. "Nos invitaron a cinco escritores a una comida en el centro de Barcelona, a todos nos acaban de adaptar nuestras novelas a distintos formatos y la idea era de hablar de que nos había parecido. Antes de empezar nos sirven el vino y nos dicen que una persona de la bodega quiere contarnos una historia que podría formularse en ficción". Se trataba de Ceferino Carrión un chico que tuvo que dejar su Santander natal porque se incendió su casa y toda su familia se vino para Barcelona. Pasa desgracias familiares, se va caminando a Francia para tomar un barco a Estados Unidos porque siente que en esa España de Franco no puede hacer lo que quiere. Después de siete intentos logra subirse a un barco de polizonte gracias a un marinero que no lo arroja por la borda. Llega a Nueva York, luego se va a Los Ángeles, allí se cambia el nombre por el de Jean Leon y conocerá a distintas personas que le cambiarán la vida, por ejemplo Paul Newman, Warren Beatty, Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor o los Kennedy. Abre un restaurante al que van todos, cumple su sueño de hacer su propio vino que en el 81 se servirá cuando llega Reagan a la Casa Blanca, como le había prometido 30 años atrás. "Después de escuchar todo esto, le dije a los otros, compañeros si nadie quiere esta historia yo me la tiro, porque a mi me parece fascinante. Dijeron que no, y al día siguiente estaba llamando a la familia Torres a la que pertenece ahora el vino, y les digo que quiero hacer la novela", cuenta el autor con gran pasión sobre el personaje que investigó y dos años después publicó la historia.

“Escribo en catalán porque pienso en catalán. Todo lo hago así”

"Está basada en este personaje, en su historia personal, en la aventura de cómo se convierte en Jean Leon en los años del Hollywood dorado en los 60 rodeado de personajes secundarios de lujo y su gran relación de amistad con ellos", dice el escritor que fue periodista de radio y televisión muchos años. "Publiqué por primera vez en 2007 y trabajé en televisión hasta 2016 escribiendo siete novelas en esos años. La televisión me quitaba mucho tiempo y energía", dice el autor. "Me zambullí. La curiosidad que sientes por este personaje y la historia para contar. Hay un porcentaje elevado de realidad. Estuvo en contacto con estrellas de el cine, el deporte, y políticos poderosos, incluso presidentes. Puede hablar con su hermana de 85 años que está en Barcelona, con su hijo que vive en Tailandia, esa información que tienen ellos guardada en la memoria y el corazón me sirvió mucho, le puedes dar al personaje otras vidas que él no tuvo. El lector decidirá si es o no cierto", sostiene el autor que elige "trabajar sobre personajes reales o momentos históricos y darlo a conocer al gran público a partir de una historia novelada que sea verosimil".

"Un libro es un medio de comunicación a a través del cual contar historias, recuperarlas, documentarlas. Desde la ficción dar a conocer al lector personajes que fueron importantes en su época, hacerlos vibrar con ellos. El periodismo me ha servido para compartir historia que en vez de darle forma de reportaje, ahora es de ficción pero con mucha realidad. Aquí puedes hacer tu propia versión, respetando los hechos, sin la rigurosidad del periodismo, y sin el límite del espacio. Aquel público que tenía enfrente en la televisión, es que el que te tiene en la mesita de noche o te va leyendo al trabajo en el tren. Historias interesantes compartidas a través de la novela. Tengo mas trabajo ahora que antes, solo que manejo mis tiempos", dice el autor que vive en Girona y agrega : "Escribo en catalán, porque pienso en catalán, amo en catalán, televisión también la hacía en catalán, hago todo en catalán.

“Le pude dar al personaje otras vidas que él no tuvo. El lector elige qué es verdad”

¿Le costó dejar al personaje?
—Llevo mucho tiempo hablando de él, así que aún no lo he largado, para mi es una historia fascinante, que parece que no fuera ni real. Su hermana me dice que él le hubiera gustado tanto, y hablamos de Jean Leon. No lo he soltado, aunque estoy escribiendo una novela muy distinta a esta. Me pregunto como puede ser que nadie antes la haya escrito y pienso que me estaría esperando a mí, fue amor a primera vista. Hacemos cata con el vino y yo voy a contar la historia, incluso cenas con los platos y la música que aparece en el libro. La posibilidad de hablar de la novela más allá de la biblioteca. Disfruto mucho de acompañar el libro y no me cansó de hablar de este personaje.

Título: La fuerza de un destino
Autor: Martí Gironell
Editorial: Planeta
Páginas: 304
Precio: $799

Más notas de

Maria Ripetta

"Serrat se parece mucho al héroe que siempre estuvo"

"Serrat se parece mucho al héroe que siempre estuvo"

"Leer historias que pueden enseñarnos es un tesoro"

"Leer historias que pueden enseñarnos es un tesoro"

Un experimento literario de todas las formas posibles

Un experimento literario de todas las formas posibles

“Me veo tomada por las historias que escribo”

“Me veo tomada por las historias que escribo”

"El cómic me permite evadirme del periodismo policial"

"El cómic me permite evadirme del periodismo policial"

"La amistad se pone a prueba en los momentos complicados"

"La amistad se pone a prueba en los momentos complicados"

Serrat y Sabina vuelven a hacer magia desde el escenario

Amigos y trovadores

"En algún punto, los libros nos eligen a nosotros"

"En algún punto, los libros nos eligen a nosotros"

“Me divierte jugar con el cliché”

“Me divierte jugar con el cliché”

"La historia de una nación es la historia de sus guerras"

"La historia de una nación es la historia de sus guerras"