La integración de cualquier ejecutivo a una organización involucra el desafío de entender e incorporar la forma en que se manejan y ordenan los procesos gerenciales en el lugar. Contar con las herramientas que permitan atravesar, de manera eficaz, las incertidumbres, frustraciones y conflictos emocionales, que estos procesos de cambio implican, se vuelve clave para que el proceso se desenvuelva de forma exitosa.

Lo anterior parece una obviedad, pero es menester señalar que han sido y siguen siendo muchas las ocasiones en que se observa que, aún en posiciones de relevante jerarquía y con perfiles de amplia experiencia, falta por parte de la persona seleccionada, el entendimiento de ¿cómo es la cultura de la organización a la que se está incorporando?

Se presume que el "fit" del individuo ha sido calibrado y que quien ingresa cuenta con las condiciones que pueden ser compartidas e integradas sin provocar ruido en el conjunto. Sin embargo, no debería darse por cierta esta premisa.

Resultará significativo entender cuál fue el papel que desempeñó en gestiones anteriores, aquel o aquella que va a ser contratado, en particular la de los últimos periodos. Esta información permitirá desplegar un plan estratégico que comprenda espacios de capacitación con dinámicas específicas para superar los desafíos de la transición, pensados para minimizar los conflictos y sortear las resistencias.

La cultura organizacional determina la forma como funciona una empresa y, esta se observa a través de sus estrategias, estructuras y sistema. En este contexto, el cambio que la tecnología ha producido en el manejo organizacional se convierte además en la barrera más significativa a transitar.

Existe una idea basada en que, un cambio significativo requiere un accionar que rompa con todo lo existente para demostrar que el camino que se ha definido es distinto. Esto se hace muchas veces con la mayoría de la organización pre existente, sin embargo queda claro que no es una alternativa válida.

Creo firmemente que cambiar un rumbo y definir un nuevo horizonte para determinado conjunto depende de incorporar líderes que entienden hacia donde se quiere ir. También es necesario comprender y profundizar el análisis del comportamiento de quienes hacen la tarea diaria, ya que el famoso "change management" es un buen título que muchos entienden como lo que se espera que se haga, pero sin definir si cada individuo está preparado para hacerlo.

Si pensamos a la innovación como "la forma de vida en los negocios exitosos de la actualidad", los Procesos del Cambio en la Organización se presentan como la herramienta que, bien aplicada, ayudará a reducir la brecha que genera el miedo a lo desconocido y que suele demorar los procesos y tener consecuencias significativas sobre el proyecto y la rentabilidad de la empresa.

La cultura organizacional determina cómo funciona una empresa

La cultura que se trae y el comportamiento esperado es lo más complejo de sintonizar. Es el origen y el destino de cómo van a salir los resultados.

* Socio fundador WeSearch

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos