Empresas de consumo masivo, como Arcor y Quilmes, llevan adelante estrategias para adaptarse a los cada vez más rápidos cambios en lo que quiere el consumidor, que incluyen la demanda de productos libres de harina o tendencias como el veganismo pero, también, reclamos en cuanto a la sustentabilidad o la oferta de alimentos con menos plaguicidas y posibles contaminantes.

Ambas empresas destacan el valor de la colaboración y la incorporación de novedades en cada eslabón de la cadena productiva.

Ante el aumento de las especificidades que busca el consumidor, Arcor se diversificó. Las nuevas tendencias de veganismo, movimientos religiosos y hasta dietas libres de harinas que marcan este tipo de cambios.

Pero además sumó a los factores que inciden en la demanda, como la preocupación sobre un cuerpo saludable que supone alimentos libres de plaguicidas y contaminantes que puedan dañar o poner en riesgo al ciudadano.

Para lograr los requerimientos de sustentabilidad, en Quilmes se aplican políticas para reducir el consumo de agua y las emisiones de gases, aumentar los envases retornables y aprovechar las energías renovables, son un relevamiento mensual sobre esos temas.

En 2020, la empresa pondrá en marcha un parque eólico en Aschiras, provincia de Córdoba, que podrá proveer de energía limpia y dar sustento a la planta.

También se destaca el proyecto agrícola de cebada, con nuevos cruces genéticos de acuerdo con los objetivos, es decir, granos eficientes en el uso del agua o del nitrógeno

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos