La industria del calzado padece la crisis de casi todas las actividades de la cadena de valor. Crear puestos de trabajo hoy es una utopía, tratamos de mantener algunos. Hay parámetros más que elocuentes: en 2015 producíamos 125 millones de pares e ingresaban al país 21 millones de pares importados. Ya en 2016 encontramos que todas las promesas del actual gobierno no se pudieron cumplir y un mercado interno totalmente deteriorado en virtud de la baja del consumo. Este fenómeno no se detuvo, todo lo contrario, continúa día a día. Hacia 2017 recibimos 34.800.000 de pares del exterior y ahí se constata que en el nuevo modelo económico nuestro sector perdió 20 millones de pares en la producción nacional. Si hablamos de los despidos, que son en la mayoría de las grandes empresas, el caso más reciente es Extreme Gear de Esteban Echeverría, fabricantes de la marca Adidas, que llegó a tener 700 empleados y debió cerrar sus puertas. Se trata de una firma que en 2013 invirtió u$s 15 millones sólo en maquinarias. Para el caso de las pymes estamos trabajando 8 horas diarias, es decir media jornada, lo hacemos para cuidar a nuestra gente.

Para las empresas medianas, con hasta 35 personas trabajando, es de considerar que solo de energía eléctrica abona por mes $50.000, sin dejar de lado los valores en dólares de los productos que utilizamos, los commodities como el cuero que llegan con el valor fijado en Chicago y que se ha roto la cadena de pagos. No podemos dejar de mencionar que estábamos exceptuados del pago de ingresos brutos, imposición que en cambio hoy la toman de cada pago que nos hace un proveedor.

Para ofrecer otros elementos ilustrativos podemos comentar que ni siquiera en los 90 habíamos perdido socios en la cámara que nos agrupa, este año de febrero a julio perdimos 50 socios. Es gente que deja de fabricar y se retira, no tiene que ver con el valor de la cuota que abonan integrando nuestra cámara, la cual es de $900 bimestral para socios de hasta 30 empleados.
Estamos con problemas gravísimos que ilustramos en estos términos respecto a nuestro sector, aún así tratamos de cuidar a nuestra gente, los trabajadores, nuestro capital más valioso.

*Titular de la Cámara del Calzado