“Nadie tiene ganas de festejarle nada al capricorniano. Son cumpleaños horribles que coinciden con las fiestas, las vacaciones, el calor”, algo así posteaba en las redes sociales hace cinco o seis años Javier “El Niño” Rodríguez, dibujante, humorista y director del genial corto “Ni una sola palabra de amor”, la historia de María Teresa y Enrique. Los comentarios de otros cumpleañeros de enero y diciembre no tardaron en sumarse, con los mismos lamentos de celebraciones tibias y solitarias.

Javier notó que ahí había algo y así, casi sin querer, surgió la idea del Sindicato de Capricornianos, una movida que tiene base en las redes, donde tiene verdadero efecto catártico, pero que culmina además desde hace tres años en una gran fiesta en Niceto.

Tal es el éxito de la propuesta que las marcas ya le echan el ojo. Desde este año se sumó un Shopping, el Dot Baires, con sorteo y descuentos.

“Una de las características con las que se describe al capricorniano -además de ser malhumorado, obsesivo e introspectivo- es que le gusta laburar. De ahí surgió lo del sindicato, cuyo objetivo es reclamar, una reivindicación. Al principio era una joda y fue creciendo”, dice su fundador, que atendió a BAE Negocios justamente en el día de su cumpleaños.

Demandas

“Una torta y dos regalos” piden los laboriosos homenajeados de estas fechas. Es que la torta es uno de los centros principales de las quejas. En el Facebook del sindicato, que ya tiene más de 76.000 seguidores y unos 500 comentarios por entrada, se postean decenas de atrocidades como tortas hechas de injertos de alfajor con vela de corte de luz (está el caso de una decorada con el mismísimo Papá Noel) y otras desatenciones que padecen en su aniversario. “Terminan las fiestas y está todo el mundo empachado. También sale mucho el 2x1 de regalos para quienes cumplen cerca de las fiestas”, explica Javier.

Acercan fotos además las madres de hijos capricornianos, preocupadas por que los niños no sufran trauma. “La sinceridad con la que se comparten estas fotos hace que me lo tome muy en serio. Se convirtió mucho en página de catarsis y autoayuda”, comenta el dibujate, que durante este mes astral lleva la doble vida de community manager y arengador del festejo. Como broche final, la gran fiesta. Será este sábado en Niceto Club y no faltará torta. Se hace un cumpleaños colectivo y podrán asistir invitados de los doce signos del zodíaco. Javier dará un discurso a los afiliados y después llegan dos tortas gigantes para cantar entre todos el “feliz cumple”.

Un momento emotivo, alegre y multitudinario para dejar bien lejos el recuerdo de las fiestitas desabridas de la infancia con los pocos compañeros de escuela o amigos del barrio que no se habían ido de vacaciones.

“En el fondo, creo que todo esto lo hago para tener un festejo grande”, confiesa Javier.