Instructoras de la Escuela de Graduados en Educación de la Universidad de Harvard capacitaron a lo largo de este verano a docentes de establecimientos privados bonaerenses en técnicas vinculadas con el proceso de la comprensión, por sobre el conocimiento. Esta metodología educativa es parte del Proyecto Cero, una organización de investigadores de la educación dependiente de la Escuela de Graduados de la prestigiosa casa de altos estudios de Cambridge y que funciona hace 50 años y que hoy es dirigida por Daniel Wilson.

Las profesionales Ximena Barrera y Patricia León Augustí, líderes de grupo de estudios en el Instituto de Verano de Harvard, e instructoras de los cursos de Enseñanza y Liderazgo para la Comprensión fueron las encargadas de la capacitación. Uno de los colegios elegidos fue el Austin Eco Billingual School, de la localidad bonaerense de Campana.

Barrera explicó que el Proyecto Cero "es una organización de investigadores de la educación. Comenzó con Nelson Goodman, famoso filósofo, que estaba interesado en saber cuál era el rol de las artes en la Educación. Y cómo a través de las artes se trazaban sistemas simbólicos y se desarrollaba el pensamiento".

Añadió al respecto que Goodman "se asesoró con Howard Gardner, quien por esa época hacía su post-doctorado en Psicología Cognitiva en Harvard y de David Perkins que estaba haciendo su Post-Doctorado en Inteligencia Artificial en MAT. A partir de allí ellos empezaron a buscar el estado del artes en la educación y se dieron cuenta que había muy poco, razón por la cual le pusieron Proyecto Cero". La docente recordó que tanto Gardner como Perkins continúan con el Proyecto, hoy dirigido por Wilson.

Por su parte, León Augustí explicó que "tanto la enseñanza para la comprensión como el pensamiento visible son marcos conceptuales. El primero surgió en 1987 y es una visión de la educación que pone la comprensión ante todo".

La docente sostuvo que el eje transversal implica "un trabajo de la mano de los investigadores que se han llevado preguntas sobre la realidad de las aulas, fruto de éste trabajo de reflexión de lo que sucede en las aulas y que han impactado en el quehacer del maestro, en particular el marco del pensamiento visible surge de esta gran pregunta de cómo hacer que nuestros estudiantes realmente se conviertan en buenos pensadores". "No sólo que sepan pensar, sino que realmente lo hagan. Es una de las grandes respuestas que se hacen en Proyecto Cero y se dieron cuenta que sí se puede, que nuestros estudiantes eran buenos pensadores", recalcó.

Por su parte, la directora del Austin, María Eugenia Cossini, destacó afirmaciones de las docentes invitadas que sostienen que "Si está en Google, no hay comprensión es conocimiento, y nosotros estamos educando a una generación que tiene el conocimiento en la mano, en el celular, que ni siquiera tiene que abrir una notebook", aseguró, al tiempo que explicó que "como colegio tomamos el compromiso de orientar nuestra práctica a la comprensión de todos esos contenidos que son prescriptivos".