Hace unos días, durante la presentación de la serie ante la prensa, Pablo Culell admitía que no sabía con certeza hasta cuándo se seguiría produciendo " El Marginal". "Hay tantas historias por contar que podría durar para siempre" bromeaba el director de Contenidos y Producción de Underground, mano derecha de Sebastián Ortega en todas las aventuras que el premiado productor emprende. Y algo de razón tenia: el estreno de la tercera temporada (martes a las 22 por la TVP y ya disponible en la plataforma gratuita Cont.ar) dejó claro que la ficción carcelaria goza de excelente salud.

El universo de San Onofre, el penal donde cada día luchan por su vida, literalmente, cientos de presos, es una fuente inagotable de tramas, casi todas con desenlace violento. Es que luego de la grata experiencia con "Tumberos" allá por 2002, Ortega presentía que había mucho para hacer con aquella idea. "El marginal 3" es una secuela de la precuela: transcurre dos años después de la segunda temporada y uno antes de la primera. Esta pequeña espiral narrativa suma interés a la historia ya que, sabiendo lo que pasa en la entrega original, los sucesos que se desarrollarán en esta tienen otro sabor.

Luego del sangriento "motín de las palomas" que terminó con el reinado del cruel Sapo (excelente Roly Serrano), las lealtades y temores circulan ahora en torno a los hermanos Borges. Mario, el nuevo capo de la cárcel (un inmejorable Claudio Rissi) debe lidiar con los asuntos del poder y sacar la mayor tajada posible en todo. Como flamante jefe, duda del poco confiable Morcilla (Carlos Portaluppi), pero lo necesita para manejar el patio de la cárcel, la zona más salvaje del edificio y donde viven la mayoría de los reclusos más jóvenes.

Por eso, cuando Antín, el corrupto director de la cárcel, le pide en el marco de esta nueva "sociedad" que ambos forjan que proteja a un nuevo presidiario, Mario decide darle la responsabilidad a Diosito para que pruebe su valor como mano derecha. El casi adolescente Cristian Pardo (Lorenzo Ferro) es hijo de un poderoso empresario (Gustavo Garzón) que terminó preso por haber causado un accidente de tránsito que le costó la vida a sus amigos. El juez Lunati -su hija Luna (ver temporada 1) es amiga del joven- intercedió por Pardo para lograr que, pago mensual mediante, los Borges se aseguren de que al chico "bien" no le pase lo que generalmente le pasa a los recién llegados a una cárcel. Pero el menor de los Borges sigue siendo tan indisciplinado como siempre, y arruinará todo.

En paralelo, César (Abel Ayala) encuentra la complicidad de un guardia para empezar a madurar su idea de formar la Sub21 y parársele de manos a los hermanos. También, vemos que los hechos del motín de las palomas hicieron estragos en Ema (Martina Gusmán), la asistente social de San Onofre que ahora es adicta a las drogas provistas por un nuevo recluso cuya historia es "sospechosamente" parecida a la del célebre odontólogo Barreda.

En esta constante de violencia, el punto más álgido de un primer episodio que no dio respiro quizá haya sido la pelea de Pantera (Ignacio Sureda) con un preso al que antes de matarlo, le arrancó la oreja, a lo Mike Tyson. También fue la escena que más midió en rating; cruda y vertiginosa, simplemente fue imposible no mirarla con tanto estupor como fascinación.

El primer episodio alcanzó un promedio de 13.5 puntos de rating en la TV Pública y su pico fue de 14.6

Este año se incorporaron también Alejandro Awada, que será la contrafigura madura de Mario Borges, y Ana María Picchio, titular del Servicio Penitenciario Federal que promete imperdibles contrapuntos con el hipócrita de Antín. Hay que destacar aquí que la química entre Romano y Rissi, el "eje del mal" de este penal, alcanza su punto máximo. Ambos son enormes en sus personajes.

En el segundo episodio, que se emitirá este martes, tendrá más peso la historia de Cristian -apodado "Moco" por Diosito- y su intento por acostumbrase a la vida en prisión. Comienza el duelo de poder entre el director de la cárcel y su jefa Estela Morales (Picchio), quien pondrá contra la espada y la pared a Ema. " El Marginal" tiene mucho por delante y no defrauda: hace mucho que no vemos una ficción nacional con similar calidad de rodaje, ritmo y solidez en su elenco.

Ver más productos

El 28 comenzará la campaña "Si se puede" en Barrancas de Belgrano.

Marcha del #SíSePuede, la maratón proselitista de Mauricio Macri

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos