El empleo de productos fitosanitarios tiene como finalidad proteger los cultivos vegetales de organismos nocivos, como plagas y otro tipo de especies indeseables y para ello se utilizan insecticidas, acaricidas, herbicidas y fungicidas. Debe hacerse un uso sostenible de estos productos fitosanitarios mediante la reducción de los riesgos y los efectos de su empleo en la salud humana y el medio ambiente. Este uso sostenible implica, necesariamente, evitar el vertido indiscriminado de los residuos de envases de estos productos, que puede provocar graves daños en la salud humana y el medio ambiente.

Al tratarse de productos peligrosos, los envases de fitosanitarios deben ser gestionados por sus poseedores como residuos peligrosos. El INTI advierte que los envases vacíos de fitosanitarios siguen siendo en nuestro país una problemática necesaria de abordar por lo que debe avanzarse en un sistema de gestión apropiado, como por ejemplo estimación de volúmenes de plástico proveniente de bidones, los marcos regulatorios vigentes y las tecnologías disponibles.

La ley 27.279, reglamentada este año a través del decreto 134/2018, establece los requisitos mínimos de protección ambiental para el recupero de los envases vacíos utilizados para agroquímicos. El artículo primero establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión de los envases vacíos de fitosanitarios, en virtud de la toxicidad del producto que contuvieron, requiriendo una gestión diferenciada. Quedan comprendidos en los alcances de la presente ley todos los envases vacíos de fitosanitarios utilizados en el territorio nacional, los que deberán ingresar a un Sistema de Gestión Integral de Envases Vacíos de Fitosanitarios de acuerdo a los lineamientos establecidos en el articulado siguiente.

Así,comenzaron a desarrollarse asociaciones para garantizarla aplicación de la ley con nueva tecnología y políticas de asociación y complementariedadad para dar cumplimiento a la ley que establece que hay que “arantizar que la gestión integral de los envases vacíos sea efectuada de un modo que no afecte a la salud de las personas ni al ambiente” y que “el material recuperado de los envases que hayan contenido fitosanitarios no sea empleado en usos que puedan implicar riesgos para la salud humana o animal, o tener efectos negativos sobre el ambiente”.

Con el fin de encontrar una solución ante un tema de gran trascendencia ambiental y de salud, como es el recupero de los bidones que se utilizan para agroquímicos, el Grupo Logiseed América, especializado en logística para el agro, creó el primer sistema integral de recupero de envases fitosanitarios, lo que implica tener la trazabilidad total de cada uno de los envases utilizados para agroquímicos, desde que se fabrica hasta que se destruye o recupera.

En la Argentina, se utilizan anualmente 17 millones de envases fitosanitarios, lo que representa 13.000 toneladas de plástico. Dichos envases tienen diferentes destinos: muchos quedan desperdigados en el campo, otros se acopian en galpones, algunos se reutilizan y otros van al entierro o quema. Lo cierto es que muchos de ellos entran a un mercado ilegal y otros tantos se llevan a disposición final en rellenos sanitarios no aptos.

En relación a ese problema, la ley 27.279, reglamentada este año a través del decreto 134/2018, establece los requisitos mínimos de protección ambiental para el recupero de los envases vacíos utilizados para agroquímicos. De acuerdo al grado de toxicidad de lo que llevaban dentro, requieren una gestión condicionada y diferenciada, con procesos específicos y una completa trazabilidad, desde la producción hasta la disposición final del envase.

En respuesta a esta necesidad, ID-First, empresa perteneciente al Grupo Logiseed América, creó y patentó el primer sistema integral de recupero de envases fitosanitarios (Sirenfi). Dicho servicio, novedoso a nivel mundial, se implementa a través de una alianza estratégica entre tres compañías: la propia IDFirst, que aporta la invención y el sistema; Plásticos Lago, que produce y luego reutiliza o destruye los envases; y Logiseed, que brinda el nuevo servicio de logística inversa.

Para poder ofrecer una trazabilidad total de los envases, Sirenfi utiliza el sistema de radiofrecuencia, una tecnología que emplea ondas de radio para codificar y almacenar datos, mediante etiquetas que cuentan con un chip de silicio. El seguimiento y lectura de esos datos se realizará a través de antenas instaladas en los puntos de trazabilidad.

GS1, organización presente en 155 países, que lidera los sistemas de identificación con código de barras, DataMatrix y radiofrecuencia, proveerá el ePC (Electronic Product Code). A través de él, Sirenfi permite tener una trazabilidad del envase en cada cambio de su ciclo de vida, asegurando un rastreo en cada instante.

El sistema de recupero de envases fitosanitarios cuenta con cuatro pasos. Primero se hace el triple lavado de los envases en el campo, de acuerdo a los lineamientos de la ley, utilizando Elementos de Protección Personal (EPP) para la manipulación de los envases. El segundo paso es el traslado, entendido como logística inversa, al Centro de Acopio Temporal (CAT) con vehículos de Logiseed aptos y bolsas especiales. El tercer paso es el prensado de los bidones y el cuarto y último paso es el triturado de los mismos, dentro del CAT para su destrucción o reciclado.

Para el desarrollo de este servicio, el Grupo Logiseed América estableció una alianza estratégica con Plásticos Lago, que realizó una inversión de U$ 20 millones en una nueva planta en la localidad de Ezeiza, que se dedicará en un 80 % a la producción de envases bajo el nuevo sistema Sirenfi.

Dicha planta, que utilizará tecnología de última generación, cuenta con 24.000 m2, divididos en dos naves, para dar mayor seguridad. Tendrá 10.000 m2 cubiertos, que luego se ampliarán en 3.000 m2 más. Apuntan a que esté operativa el 30 de enero de 2019, con una capacidad de producción de 30 millones de bidones anuales.

El nuevo método Sirenfi no se aplica en ningún otro país y fue patentado por Gabriel Otero, gerente general del Grupo Logiseed América, luego de años de investigación y desarrollo. El Grupo está trabajando actualmente en la aplicación de este sistema, con las adaptaciones necesarias, en otros mercados donde ya cuenta con oficinas, como Chile, Estados Unidos y Brasil.

Fuente: webpicking.com

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos