Aunque parezca increíble, es difícil acceder a gran parte de la filmografía de Nanni Moretti, probablemente el mayor cineasta italiano de las últimas décadas y un tipo al mismo tiempo lúcido y feroz que nunca -jamás- pierde la calidez ni el humor, ni siquiera en sus momentos más melodramáticos como La habitación del hijo o Mi madre. En Aprile logra hacer algo que es muy necesario en estos días: mostrar que existe siempre esperanza cuando el cielo -social y político- se nos nubla. Como una addenda gigante a su hermosa Caro diario, Moretti narra al mismo tiempo tres cosas: el intento por hacer una película, ser papá de un bebé y vivir bajo el triunfo de Berlusconi. Ejemplo de que el arte sí sirve para algo y de que la civilidad no es patrimonio exclusivo de una ideología cualquiera, Aprile hace del mes de abril -negando al poeta- el menos cruel. Disponible en Qubit.TV. Se va a divertir.

Más notas de

Leonardo Desposito

Telefe ganó mayo con la mayor diferencia sobre El 13 desde 2014

Telefe ganó mayo con la mayor diferencia sobre El 13 desde 2014

China cierra definitivamente el 40% de sus cines

Cines en China antes de la pandemia

Un muy buen ejemplo del "realismo socialista"

Un muy buen ejemplo del "realismo socialista"

La Segunda Guerra Mundial hecha cine

La Segunda Guerra Mundial hecha cine

Cine clásico, teatro on line y los Stones en casa para el fin de semana

El mejor espectáculo para disfrutar en casa

Cine: dos novedades en streaming

La tierra de los hábitos constantes

Avatar II vuelve a producción tras pausa por la pandemia

Avatar II

Jesús Franco, cineasta entre el oro y el barro

Jesús Franco, cineasta entre el barro y el oro

We Are One: El "festival de festivales" de cine, gratis y on line

Ricky Powell, the individualist

Confirman realización del Festival de Venecia

Confirman realización del Festival de Venecia